La inflación se ha convertido en uno de los temas centrales de la economía argentina y es uno de sus principales problemas. La podemos definir de manera simple como el incremento sostenido y generalizado del nivel general de precios de una economía.

Los efectos que causa la inflación son  la depreciación de la moneda de un país y la suba de los precios, entre otros factores, estos dos antes mencionados son el eje principal sobre los que gira la inflación.

Análisis del concepto

Es un fenómeno “persistente“, indicando con ello que si se supone un sistema económico en el que los incrementos de precios se presentan de manera aislada en el tiempo sería prudente evaluar si se trata de una respuesta a una verdadera presión inflacionaria o si, por el contrario, ello obedece a ajustes transitorios, entre oferentes y demandantes; “sustancialidad” del incremento de precios para que pueda tipificarse como inflación y “generalidad” indicándonos con ello que no es suficiente con que se incremente el precio de un grupo de bienes para hablar de inflación, sino que el fenómeno de variación de precios debe ser extensible a la inmensa mayoría de los bienes para que se tipifique un proceso inflacionario.

Efectos

La tasa de inflación varía sustancialmente a través del tiempo  y se mide mediante un índice del costo de los diversos bienes y servicios consumidos por la población. Los aumentos reiterados de los precios disminuyen el poder adquisitivo del dinero y de los demás activos financieros que tienen valores fijos, creando así distorsiones económicas e incertidumbre.

Medición

El INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) es el organismo público que dirige todas las actividades estadísticas oficiales que se realizan en el territorio de nuestro país, y como tal, es el encargado de medir mes a mes el Índice de Precios al consumidor (IPC).

El IPC es un indicador de cómo crecen los precios de un momento a otro ya que la canasta de bienes no varía en el tiempo, es fija, por lo que los cambios en el IPC son generados exclusivamente por los precios de estos bienes que integran la canasta.

Para establecer si hubo inflación en un período determinado basta con comparar el IPC inicial o Base con el IPC actual, ya que la tasa de inflación siempre está referida a dos períodos.

 

Actualidad y proyección de la tasa inflacionaria

Como es de público conocimiento este año las metas inflacionarias no se van a alcanzar, la predicción estaba en un 17 % anual y la realidad indica que se ubicaría entre el 23 % y 25 % anual. Para el año próximo proyectan un 12 % anual y todo haría indicar que la inflación se ubicaría entre el 18 y 20 % anual.

 

Conclusión

Considero que la inflación es esencialmente un fenómeno monetario pero no exclusivo, donde si no hay emisión de dinero no hay inflación, aunque debo aclarar que una situación donde no haya inflación tampoco es bueno , una economía con una inflación anual de un dígito ( entre un 4 % y un 9% anual ) , es decir con precios que varían pero no mucho es una situación razonable y correcta.