Continuando el Municipio y la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) con las actividades programadas para este año sobre seguridad vial en la ciudad, en el CeDA se desarrolló este miércoles la jornada “Estrategias de Comunicación Orientadas a la Prevención”, orientada a responsables de instituciones, empleados de la municipalidad, educadores y medios de prensa.

“La idea fue conocer de qué se habla cuando hablamos de accidentes, si realmente hablamos de accidente, y si no son accidentes, si se pueden prevenir… De todos estos temas, en que tenemos que ir cambiando la cultura de los argentinos en general, se habló hoy, y queremos agradecer a Sebastián Kelman, Mariano Bonino, Celina Ruiz, que dictó esta capacitación, porque nos dan a menudo una mano con este tipo de herramientas”, expresó a GálvezHOY el secretario de Gobierno Gustavo Parisi, adelantando que la próxima actividad se fundamentará en el uso del casco.

Por su parte, Ruiz destacó que la propuesta “era fomentar un espacio de reflexión conjunto, esto es una tarea social, de todos nosotros… Nosotros utilizamos la comunicación como herramienta fundamental que está a nuestro alcance y todos podemos generar alternativas para incidir en la conducta de la población, ése era el objetivo del encuentro: dar algunas pautas horizontales (en forma de diálogo) pero que cada uno puede resignificar, de acuerdo a la idiosincracia del lugar, o de la ubicación geográfica por ejemplo, y aplicarlas de modo de cambiar conductas erróneas y tan naturalizadas que tenemos como población y que es necesario revertir”.

“Somos muy bien recibidos donde vamos”, sostuvo Celina, admitiendo que aún queda mucho trabajo por hacer en lo referido a seguridad vial: “Somos un país nuevo en abordar esta problemática… Hay países como EE.UU. que tienen recorrido con campañas desde 1960, y aquí en los últimos años el tema se ha puesto en boga, pero cuesta que ingrese en la agenda pública, y hay que puntualizar que es una de las problemáticas que más víctimas fatales se lleva: 20 personas por día, en su mayoría jóvenes de 15 a 35 años, mueren en nuestro país en siniestro viales”. “Las personas jóvenes -añadió Ruiz- no fallecen por Sida, por cáncer, sino por siniestros viales, y podemos además hablar de las discapacidades que esto genera, que son las huellas visibles, y las huellas invisibles, que son las psicológicas”.

En ese sentido, Parisi se refirió al programa CONDUCTOR DESIGNADO, del que el pasado sábado se realizó su tercera edición: “Si bien los controles son necesario, nosotros creemos que para que una ciudad se desarrolle es necesaria la educación y cambiar hábitos culturales, porque hoy parece que el joven que no toma está fuera del sistema, o es un tonto. Sin embargo, nos estamos encontrando con buena respuesta, conque esto no es así, y los mismos chicos nos terminan agradeciendo”.