Juan Pablo Arri cumplió su promesa: “El martes me voy a encadenar para pedir justicia por mi hermano Emiliano”, dijo, y así fue. Acompañado por su mamá, su pareja y amigos, llegó esta mañana a la puerta de la Fiscalía de Homicidios y se ató a las rejas.

Esa acción tuvo de inmediato una respuesta departe del Gobierno de la Provincia. Ya que fue convocado por Lisandro Martínez Gorostiaga, subsecretario de Asuntos Penales, “y nos dieron todas las herramientas que están a su alcance para seguir con el caso”, comentó al programa “Cablevisión Noticias”, de Canal 2 de Cablevisión Gálvez.

Juan Pablo, quien luego de la convocatoria desistió de seguir con su encadenamiento, manifestó tener “el aliciente de que nos están escuchando porque queremos que se llegue a la verdad y se haga justicia”.

En este marco es que agradeció al gobernador Miguel Lifschitz que “es quien lo hizo público, y que el Ministerio de Justicia nos haya llamado, es muy importante para nosotros”

También agradeció “el apoyo de toda la gente de Gálvez, de todos los medios, porque si no hacemos así, esto no camina… Aún no tenemos la carátula de la causa de Emiliano, pero vamos a seguir”, y se comprometió a “dar unos días de impasse para ver si se acelera la causa, si de todo esto surte un efecto no sólo por los asesinos materiales, sino por todos los que quisieron tapar cosas”.