Este miércoles 4 de marzo, comienzan efectivamente las clases en la provincia de Santa Fe, tras el paro de 48 horas llevado a cabo por la docencia pública y privada que paralizó el inicio del ciclo lectivo en el nivel primario. El secundario también empieza este miércoles, pero no por las huelgas sino porque estaba establecido así de antemano por calendario del Ministerio de Educación.

Sin embargo, el conflicto con el magisterio por el tema salarial continúa y ya está definida una segunda medida de fuerza de 48 horas para la semana próxima por parte del gremio Amsafe, que nuclea a la docencia pública. Cabe aclarar que el paro está previsto para el miércoles 11 y el jueves 12, y no para martes y miércoles como se había informado en un principio, producto de una desinformación surgida antes de que culminara la asamblea provincial de Amsafe, donde se definieron las fechas.

El Sadop, gremio de los maestros privados, analizará si se pliega a esas 48 horas de paro y, según informaron fuentes sindicales, este miércoles a última hora podría haber una definición.

Por su parte, Sonia Alesso, secretaria general de Amsafe Provincial, dijo que “si hay voluntad política, el gobierno nos puede convocar esta semana a dialogar”, en referencia a la decisión del gobierno de llamar a paritarias recién cuando se terminen los paros. Y sobre la posibilidad de levantar la segunda huelga de 48 horas, la sindicalista confirmó que “el paro ya está votado, salvo que haya una propuesta superadora que se ponga a consideración”.
Arreglaron los trabajadores municipales

En el marco de la Paritaria Municipal ley 9996, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales y los representantes de intendentes y presidentes comunales alcanzaron un acuerdo salarial que consiste en un 32% de incremento, asegurando un 36% en las categorías más bajas del escalafón, el cual se abonará dentro del semestre computándose en la primera cuota del sueldo anual complementario.

Dicho incremento “ se abonará de la siguiente forma: un 18% a partir del 1 de Marzo, completando el restante 14% a partir del 1 de Junio de 2015”, garantizando un incremento mínimo de $1.700 a abonarse en iguales tramos, que se incorporará para establecer el salario mínimo garantizado de bolsillo correspondiente al año 2015.

Por otra parte se acordó otorgar una suma fija no remunerativa y no bonificable de $1.500 correspondiente al mes de febrero cuya forma de pago será acordada en cada jurisdicción. Esta suma será trasladada en forma proporcional al sector pasivo provincial.

Se ratificó que los acuerdos paritarios fijan los valores mínimos de referencia en el orden provincial, lo que permite que muchos sindicatos acuerden políticas salariales superiores en el ámbito local. No obstante, y ante una alteración de los salarios por efectos de variaciones inflacionarias, FESTRAM ratificó que reclamará la reapertura de la discusión paritaria.

Cabe recordar que el levantamiento de las medidas de fuerza no está vinculado con la emergencia climatológica que viven varias localidades de nuestra provincia ya que la entidad sindical había facultado a los sindicatos y sus trabajadores a cumplir con sus servicios en cada jurisdicción afectada.

 

Fuentes: El Litoral.com / Prensa Festram