“Lo que tiene que hacer el gobernador es evitar las descalificaciones y garantizar salarios dignos y una educación de calidad, al servicio del crecimiento de la provincia y el bienestar de los santafesinos y santafesinas”, expuso el diputado provincial Germán Bacarella, que impulsará un proyecto de comunicación que exprese la “preocupación” de la Cámara legislativa por la situación de docentes y empleados públicos y la decisión del Ejecutivo provincial de cerrar las paritarias por decreto.

“Es lamentable que Miguel Lifschitz haya salido a descalificar los justos reclamos de los docentes diciendo que lo que reclaman son seis kilos de pan. Lo que reclaman los maestros y lo que necesita la provincia es salarios dignos y más inversión en la educación. El gobernador debe trabajar para eso, no caer en el autoritarismo y la soberbia, tal como lo viene haciendo el gobierno nacional”, sostuvo el diputado provincial del bloque del Frente Justicialista para la Victoria (FJV).

“Hay que invertir en salarios, en la creación de cargos, en infraestructura; y también hay que gestionar la educación en función de un proyecto de provincia, vinculándola con las necesidades y perfiles productivos de cada región santafesina, incorporando tecnología, promoviendo la capacitación permanente”, expresó Bacarella.

“Los santafesinos y santafesinas no podemos resignarnos al modelo de ajuste y vaciamiento de la educación pública que quiere imponer el macrismo; y es nuestro gobierno provincial el que debe asumir la tarea de evitar que se profundice el deterioro de la labor educativa”, finalizó el legislador.