0926-medio-ambienteEn la mañana de este lunes, se reunieron funcionarios de Medio Ambiente y Zoonosis, de Salud y Desarrollo Social, integrantes de FUKAI y de la cooperativa de reciclaje Chaco, donde “realizamos un pequeño relevamiento de las acciones que llevamos adelante en el año en la parte netamente medioambiental y respecto a los residuos”, explicó el veterinario Ramiro Palomeque.

La Cooperativa de Reciclaje “Chaco”

Cristian Avalos, integrante de la Cooperativa de Reciclaje que se ubica en la cava de ruta 80 desde hace dos años,  sostuvo que “se siente bien trabajar así en grupo, estamos muy bien…”. “Nosotros vamos a la mañana temprano, revisamos la basura, sacando todo lo que sirve como plásticos, cartón y botellas de vidrio, luego los clasificamos y hacemos fardos, y luego esto es derivado a un comprador que viene de afuera cada quince días”, especificó, agregando que “hace un mes, un poco más, estamos trabajando con el tema de puntos verdes o limpios, lo que nos ha facilitado la tarea”.

Y en ese sentido, la agrupación FUKAI es quien ha impulsado la iniciativa y pensó en “estos espacios en vecinales y clubes de la ciudad donde se pueden depositar distintos residuos como plásticos o tetras”, puntualizó Lucas Favre, miembro del grupo, especificando que se pueden llevar además tapitas plásticas y todo tipo de papeles y cartones a otros lugares de nuestra localidad -esos sitios pueden consultarse en www.fukai.com.ar-. Favre recordó que la Municipalidad retira lo depositado en estos cestos cada 15 días y lo lleva a la cooperativa de reciclaje CHACO, pidiendo a la población que “todo lo que se tire esté limpio y seco, porque si no después los materiales llegan sucios y contaminados y es más difícil aprovechar su valor económico”.

Marilina Gerosa, de Salud y Desarrollo Social, recordó que “hace dos años que estamos trabajando con la Cooperativa, acompañando a su armado, y en la mañana de hoy precisamente tuvimos una reunión porque estamos delimitando roles y funciones dentro de la organización”.

Lo mediombiental como suma de esfuerzos

“Estamos aunando esfuerzos, lo que tenemos que procurar es la articulación y que todos seamos parte de un mismo proyecto”, reflexionó Palomeque, de Zoonosis de Medioambiente: “Hoy por hoy, tanto el área de Desarrollo, Fukai, INTA, secretaria de Agricultura Familiar, Ceda, dirección de Medio Ambiente y profesionales de la parte privada (ingenieros agrónomos, médicos veterinarios) estamos conformando una mesa interdisciplinaria de trabajo donde estamos hablando de estas cosas y buscamos proyectos en común que se puedan desarrollar”.

“Estamos en una etapa donde Gálvez está dialogando sobre el medio ambiente -entendió-… Un punto en común con FUKAI desde diciembre es un proyecto de aceites vegetales usados, por lo que estamos avanzando en la separación de aceites, ya tenemos una empresa a la que estamos convocando para que nos mande el convenio de trabajo en el cual el municipio no tiene inversión ya que la misma firma se encarga de retirarlo, llevarlo a su planta y transformarlo en biodiesel y a su vez le deja un beneficio a la ciudad que es que quien aporte ese aceite vegetal usado (el de rotiserías) tenga una certificación de disposición segura, al tiempo que sacamos un residuo dejando de impactar el medioambiente y las cloacas”.

Palomeque señaló que “lo mismo estamos haciendo con los aceites minerales (talleres), reforzando el proyecto que venía en marcha y en base a ese proyecto diseñamos el proyecto del aceite vegetal. En “Deschatarrate”, además, ya llegamos a las dos toneladas de chatarra electrónica que sacamos del circuito de la ciudad y ahora estamos cuantificando los fardos de plásticos, cartón y papel que está empezando a realizar la cooperativa con la maquinaria nueva que se licitó desde la Municipalidad comprando dos prensas hidráulicas nuevas y una cinta vertical para que se pueda hacer la carga de los camiones más eficientemente”.

Finalmente, y consultado sobre si el objetivo final es la separación en origen, el funcionario repuso que “el objetivo final sería lo que más le quepa a Gálvez… Recordemos que el 50 por ciento tiene el sistema OSO y el 50 por ciento no lo tiene, entonces para pasar de una cultura del sistema OSO a la separación en origen hay que hacerlo muy bien, por eso estamos con los chicos de FUKAI y viendo cuál es el mejor sistema. La contenedorización se puede ver en Rosario o en Santa Fe,  puede ser una alternativa, pero para eso se necesita inversión. Y esto puede venir de la participación en el proyecto GIRSU, donde Gálvez es participante del primer consorcio de la provincia, que está interesada en apoyarnos y por haber mantenido desde el 2006 todas las negociaciones”.