Se realizó este sábado por la tarde, una nueva cita de “Deschatarráte”, la campaña de la Agrupación Fukai para que los galvenses puedan deshacerse de su basura electrónica, material que luego de colectado será enviado a la empresa ProGEAS, en la ciudad de James Craik (Córdoba), donde se ocupan de clasificar, desarmar, recuperar y reciclar el residuo para convertirlo en otros productos.

“Si hay otra oportunidad de seguir mandando, nosotros estamos dispuestos… Lo que hace básicamente Fukai aquí es un trabajo de logística, porque luego la firma se encarga de reciclar parte de estos productos…”, explicaron Alejandro y Ernesto, integrantes de la entidad, añadiendo que “en vacaciones mucha gente no se enteró o no estaba en la ciudad, entonces la extendimos un día más para seguir acopiando. Además contábamos con el espacio, por lo que tenemos que agradecer a la Municipalidad que nos prestó el galpón” ubicado frente al Liceo Municipal.

Los jóvenes señalaron que pudieron colectar “artículos electrónicos de todo tipo, pero básicamente CPU de computadoras, impresoras, ventiladores, televisores… En el caso de los artefactos con pantalla, se debió pagar un cierto precio que la propia empresa nos cobra a nosotros como organización”.

 

Más actividades de Fukai

Sigue el tema de la construcción de la garita“, ubicada casi frente al Hospital local, agregaron, “el herrero ya está trabajando y una vez que él termine, comienza la mano de obra nuestra… Pensamos que en poco tiempo la vamos a construir, para mostrarle a Gálvez la finalización de un proyecto como Tetrasxgaritas, que es uno de los más representativos que tenemos”.
Por otra parte, “continuaremos trabajando con la Municipalidad por el tema de la basura para ir dando marco a la recolección diferenciada, para lo cual hablamos con escuelas y otras instituciones… Ya estamos instalados en la ciudad y la idea es que la comunidad se una a nuestra idea”.
Finalmente, el grupo organizó para el día 11 de abril, una venta de barras Veneto: “Los interesados pueden acercarse a nuestros integrantes, el costo es de 110 pesos cada una, esto es para armar una campaña respecto a las pilas, dado que conseguimos otro lugar para llevarlas, pero como hay residuos que tienen un costo de disposición final, lo tratamos de financiar con estas ventas como así con aportes de gente que está colaborando”.