Lo que está pasando ahora es el final del comienzo, podríamos decir”, señaló a GálvezHOY José María “Pato” Riquelme, vecino que vive pegado al predio de la ex empresa VULCANO y relató su experiencia a nuestro medio.  “Fue una dura lucha que tuvimos, hace casi seis meses que estamos con esto, conviviendo con ratones, comadrejas, alacranes y demás. Perdí muchas cosas, como ves en la foto, el techo de mi casa, techo del comedor y de una habitación que tuvimos que desarmar y tirar porque no se podía estar del olor. Perdí también mi cocina, pero bueno, esta lucha comenzó por diciembre y hoy se está viendo la respuesta concreta”, puntualizó.

Riquelme recordó: “Pedí ayuda y el concejal Oscar San Martino nos dio una mano en la redacción de la carta para que la pudiéramos entregar al Municipio, lo que llevamos al sr. Palomeque. La respuesta fue inmediata, pero en aquel entonces la municipalidad no podía hacer nada porque la firma estaba en trámite judicial”. Sin embargo, continuó, “a nosotros nos parecía una tomada de pelo, porque cuando vos estás en juicio el dueño o dueños no pueden tener acceso al mobiliario, y acá se veía movimiento, se llevaban cosas, entraba un camión y llevaban maquinarias y demás… Semanas atrás me invitaron a una reunión en el Concejo donde aprobaron una minuta en forma unánime que se convertía en herramienta que podía utilizar el intendente. Se ve que fue todo bien por suerte, y hoy tenemos esta limpieza que comenzó en el día de ayer”.

Hoy ya suman 10 camionadas de mugre, animales muertos, chatarra y todo lo que puedas imaginar que sacaron… Yo lo único que pido es a quien corresponda -finalizó-, al Concejo, al intendente, y a todos los que están en salud, porque todo lo que hice es por la salud de mis hijos, que se haga un seguimiento, porque de nada va a servir que hoy limpien y en poco tiempo, esté todo con malezas y animales otra vez”.