Con una importante asistencia, se llevó adelante la reunión convocada por los gremios en CGT y CTA “Contra el Tarifazo” en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario. En la mesa cabecera estuvieron representados UOM, Atilra, Utedyc, Soem, Sadop, Amsafe y Centro Unión de Empleados de Comercio, mientras tanto entre el público se encontraban el intendente Mario Fissore, el diputado provincial Germán Bacarella, representantes del senador Danilo Capitani, concejales, dirigentes locales de distintos sectores partidarios y vecinos de la ciudad.

El reclamo pasó por el incremento tarifario de luz, gas y agua, por lo que los que participaron del encuentro solicitaron avalen con su firma un texto para que “se analice y se revea en forma inmediata, a fin de no generar más pobreza y descontento en la sociedad” los incrementos aplicados en el último semestre.

En tanto, se resolvió seguir trabajando durante todo el fin de semana -con la colocación de mesas en diversos lugares de la ciudad- para conseguir más firmas que apoyen el petitorio, que será elevado a nivel provincial el próximo lunes junto a CTA y CGT.

Mientras, se buscará obtener una reunión con la Cooperativa Eléctrica de Gálvez Ltda. para que se pueda aplicar el descuento a los clubes, por ejemplo, al tiempo que se destacó que el Movimiento Sindical Galvense se mantendrá en alerta ante la posibilidad cierta de despidos que puedan existir en industrias y comercios locales.

Previo a la reunión Carlos Durante, secretario general del Centro Unión Empleados de Comercio, manifestó que la movilización fue “en contra de este “robo” que nos quiere hacer con este aumento de las tarifas eléctricas, de gas y de agua. Esta convocatoria tiende a acercar a todo el pueblo galvense para tomar medidas y decir “NO” a este aumento”.

Durante advirtió que su sector “está paralizado, si bien no hemos sufrido una gran caída, estamos muy preocupados porque vemos que el sueldo de los empleados cada vez es menor y el comercio es donde más se siente la falta de consumo“.

El intendente Mario Fissore anticipó que en la semana va a estar presentando -“personalmente porque así corresponde”, según dijo- una acción para que se dicte una medida cautelar y retrotraigan los costos a abril de este año, como ocurrió en otras localidades.

Con respecto a las visitas que el Municipio está realizando en distintos negocios y empresas de la ciudad, explicó que es para “recabar información y saber en qué situación se encuentran inmersos, no solamente por el incremento de las tarifas que han tenido, sino además por su movimiento económico, empleo, y productividad. Estamos detectando que si bien las grandes empresas todavía no ha disminuido el empleo, sí en las pequeñas empresas algunas ya han licenciado al personal”.

Así, el mandatario se mostró preocupado porque “no vemos en el corto y mediano plazo la posibilidad que revertir la situación. Los comerciantes notan una baja en el consumo muy importante que obviamente repercute en la producción y en la venta y Gálvez no escapa a las generales de la ley. Un informe señalaba que sólo en la ciudad de Rosario en los últimos tres meses han cerrado cerca de 2.000 comercios y Gálvez también ha tenido cierres de comercios fundamentalmente en el radio céntrico, por lo que es preocupante y acompañaremos con todo lo que podamos esta crisis en la cual estamos inmersos hoy”, sentenció.

Finalmente, el diputado Germán Bacarella destacó la “iniciativa que está teniendo el movimiento obrero organizado, que claramente está poniendo de manifiesto un termómetro de toda la sociedad, donde se demuestra un gran descontento en apenas seis meses de un cambio de gobierno… Hace seis meses estábamos discutiendo el impuesto a las ganancias y hoy estamos discutiendo que no podemos pagar la boleta de la luz, agua y lo que será la boleta del gas, pero fundamentalmente vemos peligrar fuentes de trabajo. El tarifazo afecta a todos, casas de familia, pequeñas y medianas empresas radicadas aquí y esto es muy peligroso”.