El acto, que se llevó a cabo en dependencias de la sede municipal, contó además del gobernador, con la participaron de los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero, y de Salud, Miguel Ángel Cappiello; el director provincial de Arquitectura e Ingeniería (Dipai), Norberto Tarragó; el intendente municipal, Mario Fissore, entre otros funcionarios provinciales, municipales, legisladores, fuerzas vivas y concejales.
En la oportunidad, Binner fue declarado “Huésped de honor” y destacó la importancia de “firmar el contrato en el lugar donde se va a realizar la obra y con la presencia de los vecinos; para que la gente conozca quiénes van a hacer la obra y para que quienes la hacen tengan la responsabilidad de estar frente a ellos”.
Asimismo, el gobernador indicó que en el nuevo efector se llevarán a cabo todas las prácticas médicas que “se pueden hacer en forma ambulatoria”, como por ejemplo una “laparoscopia, que es una operación que se hace a la mañana y a la tarde se tiene el alta. Esto permite abaratar el costo de la atención médica pero no bajar su calidad”, precisó.
“Esta propuesta que está en marcha en la provincia, es uno de los cambios esenciales que hemos implementado. Estamos avanzando en la recuperación y en la prevención de la salud, hechos esenciales y fundamentales para los habitantes de la provincia de Santa Fe”, destacó el mandatario provincial, concluyendo que “nosotros no les preguntamos a los habitantes de Santa Fe si pueden pagar una obra social o una medicina privada. Por el contrario, a todas aquellas personas que no tienen dónde atenderse, aquí los van a atender absolutamente gratis”.
El contrato de obra fue suscripto por el ministro Storero y el representante de la empresa adjudicataria Parmigiani SRL. Los trabajos demandarán una inversión del gobierno provincial de 1.528.078,52 pesos.

 

 

La palabra de Sotrero y Fissore

Por su parte, Storero señaló que “estamos construyendo 80 centros de salud y ocho medianos y grandes efectores ubicados de manera que se articulen entre sí para desarrollar una política de salud que cubra el territorio provincial, sin descuidar lo que significa la prevención de la salud”. “Estos pequeños efectores –continuó el ministro– se construyen en pocos meses en lugares sensibles, muy próximos a las poblaciones más numerosas para detectar una enfermedad y, de esa manera, derivar a los pacientes a los centros de alta complejidad”.
“También se trabaja de manera ambulatoria. En este caso, este centro tiene cuatro consultorios, lo cual permite un vínculo directo con el vecino para establecer cuáles pueden ser sus potenciales y posibles enfermedades y tratar de contrarrestarlas en tiempo y forma. Tener una población sana es uno de los objetivos y en ese sentido se trabaja”, sostuvo Storero.
Este nuevo efector “cuenta, a su vez, con un espacio que está destinado a la construcción de ciudadanía, como es el salón de usos múltiples (SUM). El SUM está ubicado de manera estratégica en el ingreso al edificio y es un lugar disponible para que los vecinos debatan, discutan, dialoguen, no sólo de problemas inherentes a la salud, sino de otras cuestiones barriales y, obviamente, de la ciudad de Gálvez”, concluyó Storero.
Finalmente, el intendente Fissore declaró que “para nosotros es un día realmente importante. Tengo que agradecer al señor gobernador y a los ministros porque nos eligieron para instaurar un centro de salud de estas características, vital para un espacio de Gálvez que viene creciendo mucho en los últimos tiempos desde el punto de vista poblacional”.