Aguas Santafesinas S.A. recuerda a sus usuarios que los sistemas domiciliarios de desagües cloacales deben estar separados de las descargas pluviales, lo que evita taponamientos y desbordes de agua, más aún teniendo en cuenta las intensas lluvias pronosticadas como parte del fenómeno de El Niño.

En un comunicado difundido a los medios esta semana, la firma señala que el sistema cloacal está concebido exclusivamente para el transporte de las aguas servidas originadas en baños, piletas de cocinas y lavaderos. Sólo se deben evacuar por este sistema los líquidos sanitarios.

El agua de lluvia recolectada de techos, terrazas, patios o balcones, en tanto, debe ser conducida hacia la calle con cañerías independientes de la red cloacal.

Al contar con desagües cloacales y pluviales independientes, evitaremos desbordes de líquidos cuando se producen intensas lluvias, tanto en el interior de viviendas y edificios particulares, como en la vía pública.

También es necesario mantener limpios de hojas y otros residuos las canaletas y rejillas de los desagües pluviales de las viviendas, para evitar taponamientos y desbordes en caso de precipitaciones.

 

Línea de edificación

Además, cabe recordar que la responsabilidad de ASSA sobre el mantenimiento del sistema sólo alcanza a las instalaciones ubicadas en la vía pública hasta la línea municipal o de edificación.

Los inconvenientes que se originan en el interior de las viviendas deben ser resueltos por sus propietarios.