En un almuerzo realizado este sábado al mediodía los empleados de Sancor celebraron el Día del Trabajador, reunidos en el gran predio de ATILRA sobre ruta 80.

En diálogo con GálvezHOY, el secretario general del gremio de la seccional Gálvez, Eduardo Pittón comentó que “más que un festejo es un día de reflexión, de compartir la mesa, porque el 1ro de mayo del año pasado fue un día muy especial, estábamos en un acampe comiendo arroz con pollo que cocinó gente amiga y conocida y hoy estar compartiendo la mesa en este quincho de ATILRA y conservando la fuente de trabajo creo que para el empleado es muy importante”.

Con respecto a la actualidad de la empresa lechera, el dirigente quiso aclarar algunos detalles, afirmando que “Adecoagro todavía no se hizo cargo de Sancor, pero le pidió a la cooperativa que lo hagan sociedad anónima para entonces poder comprar acciones”. En ese sentido, Pittón declaró, “la empresa todavía no es de Adecoagro”. Según pudo saber este medio, la semana pasada representantes de Adecoagro estuvieron recorriendo la planta de Gálvez y “se llevaron una sorpresa porque se pensaba que era un depósito, no una planta elaboradora”, explicó el secretario y “para nosotros fue muy importante porque la vieron como una planta muy potable, a pesar que son instalaciones que tienen muchos años pero que gracias al operario que cuida y que mantiene entonces lo vieron como algo muy positivo”.

Recordando la realidad de un año atrás, Pittón se mostró entusiasmado porque “nosotros lo que nunca perdimos fue la esperanza, seguimos avanzando con la misma fuerza de siempre, adaptándonos a otras realidades y en otro contexto porque la cosa cambió para todos no sólo para Sancor sino para toda la industria”. Además, sostuvo “detrás de cada compañero hay una familia por eso tenemos que cuidar nuestra fuente de trabajo y que esto nos sirva a nosotros como lección, tenemos que aprender de estos momentos grises, oscuros a sacar lo mejor para que sepamos valorar lo que tenemos, que nada es gratis”.

En la actualidad Sancor Gálvez cuenta con 218 empleados, a diferencia del año pasado cuando en la planta trabajan 300 personas. Según explicó el secretario, la mayoría de los que ya no pertenecen a la empresa, se acogieron al retiro voluntario.

Finalmente, y a modo de reflexión, Pittón afirmó “necesitamos que los compañeros pensemos en el bien para todos para mantener la fuente de trabajo”.

Al almuerzo, en la que se presentó el grupo Positivo Folk, también asistieron empleados y dirigentes de Centeno, Gessler, Díaz e Irigoyen.