En una jornada que se presentó excelente para un acto al aire libre, se desarrolló este jueves 2 de abril cerca del mediodía, un nuevo recordatorio en el Día del Veterano y los Caídos en la guerra de Malvinas. Con la presencia del intendente Mario Fissore y demás autoridades locales, precandidatos de distintas líneas partidarias, el diputado nacional Mario Barletta -presente ocasionalmente en Gálvez-, alumnos y gran cantidad de público, la ceremonia tuvo momentos de gran emoción y el clásico cierre con todos cantando la tradicional marcha en honor a nuestras islas.

Tras el Himno Nacional, en representación de los ex combatientes, Mario Peruchena recordó con tristeza “la cantidad de muertos en combate, y sobretodo, lo que significó y significa la alta tasa de suicidio de innumerable cantidad de veteranos que no han sabido superar el síndrome post traumático de la guerra”, pero entendió que “a medida que pasa el tiempo, todo va tomando orden, y se advierte solución de todas aquellas penas que nos pudieron haber aquejado… Cada vez que vengo a esta plaza me emociono, porque recuerdo mi intervención en el conflicto aquel 3 de abril… En la placa que está a mis espaldas figuran tres nombres que jamás se van a borrar, la terrible experiencia que significó preparar sus cadáveres y transportarlos a una cámara frigorífica del buque polar Bahía Paraíso, pero entiendo que es parte de la guerra… Y hoy el propósito es justamente honrar a los que no están, y los que estamos, agradecer lo que se está haciendo en beneficio de los veteranos… Hay que reconocer que Malvinas está instalado, y que tanto nuestra provincia, pionera en la temática, y el gobierno municipal, nos han tratado muy bien y hemos podido reinsertarnos en la comunidad”.

Acto seguido, y luego del “Viva la Patria, carajo” de Peruchena, tomó la palabra el secretario de Gobierno y Hacienda municipal Marcelo Comelli, quien destacó: “Hoy recordamos a nuestros héroes de Malvinas, y digo nuestros casi a veces con actitud egoísta porque los tenemos acá, ellos están enalteciendo este acto y esta ciudad… Esto tenemos que valorarlo muchísimo, porque las Malvinas son argentinas, no tenemos que olvidarlo nunca, clama el viento y ruge el mal como dice la canción, y más allá de los responsables de las desinteligencias, de los mentores que organizaron el desembarco en el año 1982, nada empaña la entrega y el valor de nuestros soldados de Malvinas”.

La comisión directiva del Club Atlético Barrio Oeste hizo entrega de unas medallas a todos los veteranos de la ciudad, en reconocimiento por participar en la construcción de los aros de básquet de la entidad deportiva, y los ex combatientes -y todos los presentes en la plazoleta- vivieron entonces dos momentos de gran emoción. En primer lugar, con la payada de uno de los jóvenes del CEPLA “El Puente”, quien con acompañamiento de guitarras, y con nervios pero con el alma, les brindó un sentido homenaje poético. Y luego la hija de Henry Castro, otro de los ex combatientes de nuestra localidad, se expresó con gran cariño y manifestó su orgullo hacia su papá y los demás ex veteranos de la ciudad.