Es importante tener en cuenta, a la hora de escuchar las propuestas, cuál es la función de un Senador Provincial.

El Senador es el representante político de cada uno de los territorios en los cuales nuestra constitución ha organizado a Santa Fe. Y como tal debe ser el defensor de sus intereses, sobre todo cuando estos intereses suman al conjunto.

Nuestra Provincia no es ajena a lo que sucede en el resto de la Argentina y del mundo entero. La sociedad se organiza en parte en torno a las grandes urbes o a pequeñas poblaciones, que a nosotros nos gusta llamar “el interior”. Pero en nuestro país y también en Santa Fe, la falta de oportunidades en ese interior, hace que la gente migre y se quede en las grandes ciudades “a cualquier precio”. Aunque ese precio sea tan caro como el de vivir y criar a sus hijos en una villa miseria. Esa es la tendencia natural del mercado: que las oportunidades, los servicios, el trabajo se concentren en torno a las grandes urbes. Es el Estado el que tiene la responsabilidad, sino la obligación de mantener un equilibrio, atenuando esas diferencias. Porque si no lo hace, tendrá que lidiar con la pobreza, con la violencia y los profundos problemas sociales que dan origen a la inseguridad.

¿Qué se vió en estos últimos 4 años, bajo la gestión del FPCyS? Bajo una mal instrumentada regionalización se acentuaron las diferencias entre las grandes ciudades como Santa Fe y Rosario, en perjuicio de las localidades del interior. Fue en este período en el cual la figura del Senador tuvo un gran peso a la hora de poner un freno a esta política totalmente contraria al desarrollo sustentable y mantener los equilibrios.

El actual gobierno provincial ha abandonado al interior y podemos tomar como ejemplo al departamento San Jerónimo. ¿Qué hubiera sido del mismo sin la Ley de Obras Menores, que junto a senadores del bloque justicialista presenté en el año 2005?. Por medio de esta ley, el Estado provincial tiene la obligación de transferir recursos a los municipios y comunas y gracias a la misma se han volcado a nuestro depto 22.000.000 de pesos.

Por ese motivo, por los criterios que hemos visto en la aplicación de los recursos públicos, es que nos hemos opuesto a que se aplique ingresos brutos a la actividad industrial. Este elemento es uno de las más dinámicos del interior de Santa Fe, y grabar con más impuestos a la industria, además de impactar negativamente en el empleo y en los precios, significa sacar recursos a nuestros departamentos para que ingresen a rentas generales y sean distribuidos bajo este concepto de pseudo regionalización, para el cual es mucho más importante el Puerto de la Música de Rosario que las rutas por las que se transporta nuestra producción y por las cuales transitamos los santafesinos, esto sólo a modo de ejemplo.  

Sigamos analizando y veamos lo que pasó con el Fondo de la Soja. Por ley de creación el 30% del mismo se atribuye directamente a los municipios y comunas (incluyendo a Rosario y Santa Fe), el 70% queda para el estado provincial y debería afectarse a obras de infraestructura vial, sanitaria, habitacional y educativa. Pero el actual gobierno, los incorpora a las partidas presupuestarias de los distintos Ministerios y los distribuye con los criterios ya explicitados: en resumen, a las regiones que más contribuyen a generar ese fondo, les vuelve muy poco.

Por eso es que, mediante el proyecto de Ley de Infraestructura Vial, Educativa y de Salud, se pretende obligar al Poder Ejecutivo a cumplir con el espíritu de creación del Fondo de la Soja: devolver al interior en obras necesarias para su desarrollo. Sin desarrollo no hay oportunidades, sin oportunidades no hay justicia, sin justicia no hay paz. Estaremos condenados a lidiar con la inseguridad de por vida. En lugar de invertir en patrulleros hay que invertir en escuelas, en viviendas, en hospitales, en rutas, es decir hay que generar  oportunidades para el interior.   

Quiero que quede bien claro el concepto, como Senador he cumplido con el mandato de defender los intereses del Depto San Jerónimo.

 
                       Farm. Danilo Capitani

                       Senador Provincial

                       Dpto. San Jerónimo