El municipio de la ciudad informó este lunes que, a raíz de las inspecciones de rutina realizadas a través de personal afectado al CeDA con el fin de controlar la trazabilidad de alimentos, fue constatada la existencia de cerdos de faena no segura en dos locales. “Por tal motivo se procedió a intervenir los mismos, dando la posibilidad a las empresas a realizar el descargo correspondiente, consistente en la presentación de la documentación de procedencia. Ante la no presentación de la misma, el Juzgado Municipal de Faltas determinó el decomiso de la mercadería y la clausura del sector carnicería de los comercios: Arco Iris Premium y Autoservicio Mar-Joa” -que ocurrió el jueves-, explica el comunicado que envían desde la secretaría de prensa de la Municipalidad.