En la semana, el intendente Mario Fissore, el subsecretario de Salud Leandro Primón y el secretario de Gobierno Gustavo Parisi, se reunieron en el Ministerio de Infraestructura y Transporte con el subsecretario de Transporte de pasajeros provincial, Héctor Zanda, “movidos por una problemática y un reclamo que se da en la sociedad de Gálvez y es el transporte público de pasajeros, esto por continua rotura de los mismos en la ruta, o el tener que viajar parados con todo el riesgo que eso significa”, explicó Parisi.

Del encuentro surgió la posibilidad de firmar un convenio de colaboración mutua, “lo que va a permitir que nuestros inspectores de Tránsito puedan realizar controles en los colectivos que ingresan y egresan en la ciudad. El ingeniero Zanda se mostró muy conforme con la iniciativa, así que en las próximas horas vamos a estar dando forma al acuerdo, que se suscribirá en los próximos días. Luego habrá un proceso de capacitación de los inspectores, y a partir de allí comienzan los trabajos de fiscalización”.

“Esto no significa que la provincia nos transfiera a nosotros el poder de policía, pero sí la capacidad de colaborar y cumplimentar el trabajo con ellos en lo que hace al control de los vehículos”, añadió el secretario de Gobierno, “y el convenio nos va a permitir además trabajar en operativos conjuntos en las entradas de la ciudad, porque sin estos convenios, nuestros inspectores no pueden hacerlo”.

Parisi aclaró además que los controles tendrán carácter “sorpresivo, podrán ser en la terminal, o bien en la salida o accesos a la ciudad, o podrán ser en las mismas empresas… Y se realizarán no sólo sobre los vehículos sino también sobre los choferes, o sobre el servicio mismo (colectivo andando) y la idea es para colectivos que no sólo están radicados en nuestra ciudad, sino también para aquellos que ingresan a Gálvez con carácter turístico y a veces vienen y no sabemos de dónde”.