concejo tapaEn la tarde de esta jueves, la sala de sesiones del Concejo Municipal de Gálvez quedó pequeña. Es que los dos homenajeados son dos galvenses respetados, y muy queridos, con momentos duros en su vida pero que ambos supieron sobrellevar y de los ambos que salieron adelante…

En primer lugar, y tras la lectura de la declaratoria a través de la concejal Fabiana Sansón (ambos ciudadanos distinguidos fueron propuestos por el bloque del PJ), recibió el reconocimiento del deliberativo local Dante Giacomelli, quien durante cuatro décadas ininterrumpidas se desempeñó con labor desinteresada en el Club de Leones. Para Dante, “fue una sorpresa, son una manga de mentirosos (risas)… Me habían dicho que al Club le iban a dar una atención desde el Concejo y que teníamos que venir bien vestidos y cuando me nombraron no sabía para dónde ir, quedé completamente conmovido… Es lo mejor que me pudo pasar en mi vida por haber sido distinguido, no me hubiera imaginado nunca de esta maravilla y de cómo me tienen catalogado muchos de los amigos”.

Giacomelli agradeció el cariño “de mi hijo, mi nieta, que estuvieron presentes, de toda la sociedad y fundamentalmente del Club de Leones, que durante tantos años me enseñó muchas cosas en la vida: el respeto, orden, humildad, nada que ver con política porque no la ejercemos, pero sí fue una maravilla tener al Club como amparo, y si mi cuerpo lo permite, seguiré adelante tratando de servir a los demás”.

Y durante su discurso de agradecimiento, recordó una anécdota que lo marcó en su labor leonina: “En los viejos molinos harineros de Larrechea, encontramos cuatro huérfanos abandonados totalmente, con mucha hambre, uno de los chicos había fallecido hacía unos días, en realidad eran cinco, y tenían entre 5 y 9 años… Recogimos a los chicos, los llevamos a vivir con nosotros -yo tuve a una nena por más de tres meses- y el Juez de Primera Instancia de Menores de Santa Fe hizo lo posible para su adopción. Así, los cuatro fueron adoptados por familias de Santa Fe, Díaz y Cañada Rosquín”, lo que significó una inmensa alegría para el Club de Gálvez.

En segundo lugar, la declaración de persona destacada de nuestra ciudad fue Rosalía Beatriz Rambaldo,“Betty” como todas la conocen”: “Lo viví con mucha felicidad, mis nietos vinieron un día antes, mucha gente me acompañó y todo me pareció bárbaro”, expresó luego la homenajeada con muchísima emoción al término del acto desarrollado en el Concejo.

Acompañada por sus afectos, su hijo Juan Santiago Maniás -encargado de leer el discurso- explicó que “Betty está muy emocionada, hace unos cuantos días que se viene preparando, pero la emoción la traiciona… Ella sabía que con tanta emoción no iba a poder hablar delante de la gente, por eso preparó el discurso que después leí yo”.

En las palabras frente a una sala de sesiones colmada, hizo un recorrido del camino vivido desde el aspecto cultural, político y educativo, como así de la labor en la difusión de la obra del poeta José Pedroni: “Todo lo que mamá hizo, lo hizo en base a una convicción política, con una referencia a un ideal al que no va a renunciar, y siente que este reconocimiento es a eso, a ese fruto de muchos años de trabajo en distintos ámbitos”.

“Juanchi” finalmente manifestó su “orgullo tener una mamá como ella, que además fue mi profesora, porque uno ve el fruto del esfuerzo. Ella a toda su vida le puso una garra y un empuje a las cosas!!!, y eso la ha destacado”.