Durante un encuentro realizado en la Casa de la Historia y la Cultura el Comedor Santa Margarita presentó la iniciativa para ser un Centro CONIN en Gálvez. De la reunión participó el desarrollador de la FUNDACION CONIN, Gastón Vigo Gasparotti y además se dio a conocer el plantel de profesional que estará a cargo de la propuesta, como así la idea de trabajo.

Para ser Centro CONIN “se exigen tres pasos fundamentales: el primero es reunir los profesionales -psicopedagogo, nutricionista, pediatra y asistente social como núcleo duro-, el segundo paso es poder capacitarte en Mendoza, y el tercer paso es atravesar juntos tres etapas: etapa iniciativa, como este Centro que tiene su personería jurídica desde el año 1965, lo que es espectacular, porque es desde entonces que trabajan por el prójimo, después se pasa a una etapa de formación, los profesionales ya han ido a Mendoza y volverán a hacerlo probablemente en marzo, y la tercera es ya ser un centro CONIN, que trabaje, que tenga auditorías, historias clínicas, donde se pueda crecer de acuerdo a lo que la realidad les va marcando”, comentó a GálvezHOY Vigo Gasparotti. “Lo que siempre decimos nosotros es que éste es un método científica y empíricamente comprobado, nos respaldan más de 136.000 chicos recuperados en Argentina y Chile y lo que estamos tratando es de vencer este flagelo en Argentina y la mejor manera de hacerlo es previniendo el conflicto, este drama que es una patología social e individual”.

FUNDACION CONIN tiene 25 años de trayectoria en Argentina y 45 en Chile, donde se logró erradicar la desnutrición infantil

Un Centro CONIN trabaja con menores de 5 años y lo más importante es que hace un abordaje integral de la problemática social que le da origen a la extrema pobreza, “por eso a educación nutricional, lactancia materna, estimulación temprana, jardín infantil, jardín maternal, escuela de arte y oficios, programa de educación agraria y trabajar con los gobiernos para que nos ayuden a poner cloacas, agua potable, energía eléctrica en cada una de las familias que componen e integran este programa”, sostuvo el desarrollador. En ese sentido afirmó “la madre es el principal agente sanitario, creemos que trabajando con el adulto responsable lograremos recuperar a ese chico y a todo su entorno. CONIN tiene un ingreso de la madre y el niño, un tratamiento y un alta, nosotros queremos que con las herramientas aprendidas puedan salir a la vida, tengan una vida digna y un futuro mejor”.

“La madre embarazada es una joya”

Con gran conocimiento, Vigo Gasparotti explicó “la madre embarazada es una joya que hay que cuidarla, estimularla porque en los primeros mil días de vida se juega la suerte del sistema nervioso central de ese individuo, de esa familia y del país, porque en los 270 días del embarazo, más los 730 del primero y segundo año del niño se forma el 80% del peso del cerebro que esa persona tendrá de adulto. Si lo alimento y estimulo, ese cerebro estará cableado, en intactas condiciones para que pueda ser educado”. La desnutrición tiene que ver 50% alimento y 50% estímulo, “el chico necesita el traguito de leche y el beso en el cachete, si yo no lo estimulo, se va apagando, y esto está comprobado con muchos trabajos científicios”.

Consultado sobre los requisitos para poder crear un Centro CONIN, el referente de la institución aseguró “necesitamos que la sociedad se involucre, tienen gente maravillosa que hace mucho tiempo está ayudando, tienen los profesionales, están haciendo todos los pasos necesarios, pedimos ayudas, pequeñas pero que se mantengan en el tiempo”. Pero además de la colaboración monetaria se solicita tiempo, “no hay que dejar de visitar el lugar, conocer lo que se hace, palpar la realidad, saber qué necesitan, si trabajamos todos juntos, los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, el empresariado, las iglesias, la universidad y la sociedad en su conjunto construiremos otro país y vamos a tener otra realidad”. Según se adelantó un equipo de profesionales se capacitará en Mendoza. El plantel está conformado por María Laura Pérez (médica pediatra), Julieta Rova(Lic. en Psicopedagogía), Cecilia Gabirondo (Lic. en Trabajo Social), Vanina Serra (Lic. en Nutrición), Lorena Martínez (Terapista Ocupacional), Brenda Cavallo (Lic. en Psicología) y Julieta Rivarossa (Psicóloga).

Sandra Sabach, impulsora de la iniciativa junto a colaboradores del Comedor Santa Margarita, entendió “desde los comedores, lo que hacemos es asistir la emergencia, estar allí cuando está el problema, pero algo más tenemos que hacer, este paso que queremos dar lo queremos hacer de la mano de la Fundación CONIN que es cambiar la perspectiva del trabajo”. Finalmente Sabach aseguró “no vamos a dejar de ser Comedor, pero en forma paralela trabajaremos desde la prevención, cuidar la vida desde la panza, acompañando a esa mamá para que pueda vincularse y darle herramientas necesarias para que pueda volar y cuidar a su niño como corresponde”.

Según se informó desde la institución, con la creación de este Centro CONIN se intentará completar el trabajo que ya se hace para poder continuarlo de una forma ordenada en una franja etárea tan imprescindible de cuidar.