• Por CPN Ramiro Montes

 

Una pregunta que enfrenta diariamente el ciudadano común es donde colocar sus ahorros para obtener una ganancia que permita ganarle a la inflación. Y la respuesta puede estar en la inversión en LEBACS, LETES, BONOS A CORTO PLAZO y/o FONDOS COMUNES DE INVERSION.

A continuación, una explicación de qué se trata cada una de estas herramientas de inversión y cómo están operando en la actualidad.

Las LEBACS son Letras del Banco Central (BCRA), y la licitación es llevada a cabo cada tercer martes del mes por la mencionada entidad. La autoridad monetaria emite deuda que es comprada por los inversores y el fin es absorber pesos del mercado financiero. Son títulos en pesos que pagan un interés variable de acuerdo al plazo.

Las letras más cortas son a 35 días, mientras que el máximo es a 280 días. El rendimiento surge de una tasa de descuento implícita para el período en cuestión y pueden adquirirse sólo con dinero en efectivo a través de bancos o sociedades de bolsa.

Las LETES, después de muchos años volvieron a emitirse, son Letras del Tesoro Argentino y se emiten con vencimiento a menos de 270 días. La ventaja de este instrumento es que es posible invertir en divisa estadounidense al tipo de cambio mayorista y están nominadas en dólares aunque pueden comprarse en pesos.

Los BONOS son activos (títulos) de renta fija, corporativos o gubernamentales. Pueden ser de corto plazo, aquellos cuyo vencimiento se encuentra entre uno y tres años, de medio plazo entre tres y diez años y de largo plazo entre 10 y 30 años. Un bono es un certificado de deuda, es decir una promesa de pago futura documentada en un papel, que determina el monto, plazo, moneda y secuencia de determinados pagos. Dicho de otro modo, los bonos son una obligación que compromete al deudor a pagar una suma determinada en una fecha fija, y los intereses sobre su valor nominal al porcentaje que el documento indique.

Normalmente, el comprador del bono obtiene pagos periódicos de intereses y cobra el valor nominal del mismo en la fecha de vencimiento, mientras que el emisor recibe recursos financieros líquidos al momento de la colocación.

Los FONDOS COMUNES DE INVERSION (FCI) no son sociedades ni personas jurídicas, son patrimonios que se forman con los aportes que realizan los inversores, suscribiendo cuota-partes y convirtiéndose en cuotapartista del mismo. Es un instrumento de inversión práctico y sencillo, a través del cual el ahorrista puede canalizar sus disponibilidades. Básicamente un grupo de personas con objetivos de inversión similares confía su administración a profesionales del mercado financiero y bursátil, buscando obtener beneficios que no obtendrían en forma individual. El inversor realiza un aporte y recibe a cambio cuotas partes: con dicho aporte, el Fondo Común de Inversión adquiere activos que constituyen el objeto de inversión del mismo.

 

ACTUALIDAD

Las tasas que ofrecen hoy los depósitos a 30 días, en promedio se ubican en torno al 21% anual y contrastan con las que ofrecen las Lebacs, que para un plazo similar ofrece una tasa nominal anual del 26,5%. Lucen hoy como la joyita del mercado financiero, son a tasas fijas y la mayoría se suscriben a corto plazo.

A su vez, las Letes también ganaron popularidad en el último tiempo y se convirtieron en la alternativa más conveniente para los que apuestan al dólar, cobraron mayor interés entre quienes prefieren dolarizar sus ahorros y el mayor beneficio que ofrece es acceder a billetes estadounidenses con precio mayorista, que suele estar más barato que el que exhiben las pizarras de los bancos.

En cuanto a los bonos, los nominados en dólares actualmente tienen tasas de retornos muy bajas, a diferencia de los bonos en pesos que están teniendo tasas más atractivas.

Los Fondos Comunes de Inversión también vienen ganando terreno entre los ahorristas minoristas. Los que son con instrumentos en dólares recibieron mayor liquidez en el último año, están invertidos en bonos soberanos y en Letes, y se liquidan en 72 hs., con lo cual permiten hacerse del dinero de manera casi inmediata.

El crecimiento de los fondos en dólares se explica por el rendimiento que ofrecen, muy por encima de lo que pagan los bancos por los plazos fijos en esa moneda. Los fondos en dólares que tienen en su cartera subyacente baja volatilidad rinden entre 2,5 y 3% y los de duración más larga, que puede tener más volatilidad, pueden rendir hasta más del 5%.

Podemos concluir que actualmente existen en el mercado financiero varias opciones para todo tipo de inversor, ya sea para el conservador, como puede ser un plazo fijo, o bien aquellas con diferentes grados de aversión al riesgo.

Para finalizar, es importante remarcar y tener presente al momento de tomar una decisión de inversión dos cuestiones básicas fundamentales: 1) cuanto mayor sea la ganancia, más alto será el riesgo de la inversión, y 2) no invertir todo el capital en un sólo instrumento, sino diversificar el dinero en diferentes opciones de inversión.

 

POR CONSULTAS U OTROS TEMAS DE INTERÉS, COMUNICARSE AL TELÉFONO 517350, O DIRIGIRSE A BELGRANO 888 EN GÁLVEZ, ESTUDIO MONTES.

NOS ENCONTRAMOS EL PRÓXIMO JUEVES…