El titular de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones de la policía santafesina, el comisario Hugo Tognioli, dio nuevos detalles a un medio provincial del operativo que el sábado a la madrugada permitió el decomiso de 10 kilos de cocaína en la terminal de ómnibus con la detención de un ciudadano paraguayo.
El jefe policial evaluó en un millón de pesos el valor de la droga decomisada, y dijo que estaba destinada al mercado local. En tanto, resumió que en el 2010, la dependencia realizó 336 allanamientos, que permitieron incautar de 150 kilos de cocaína y 5.140 de marihuana.
Tognili insistió además en que la orden a su repartición es cortar la distribución de drogas, es decir ir tras los vendedores barriales, y no buscar al consumidor.

Más datos del allanamiento en Gálvez

Todo surgió tras la denuncia radicada en fecha 22-10-10 por PABLO CESAR GENTINI, de 32 años, domiciliado en calle Estanislao del Campo al 900 de la ciudad de Gálvez, quien diera cuenta de la sustracción de su motocicleta Guerrero Trip 110 cc. desde la vía pública, y tras diligencias investigativas realizadas por personal de la Comisaría Segunda de ese medio, en fecha 6 del actual, se dio cumplimiento a la orden de allanamiento emanada por el Juzgado en lo Penal de Instrucción de la Sexta Nominación de la Ciudad de Santa Fe en turno, a la finca ubicada en calle Sarmiento al 700 de Gálvez, donde habitan dos masculinos, de 23 y 20 años. La requisa arrojó resultado negativo en cuanto al hallazgo del birrodado, procediéndose en cambio al secuestro de UNA (01) escopeta calibre 12 sistema bomba marca MAVERICK; UNA (01) carabina marca SAURO; UN (01) trozo compacto de una sustancia vegetal similar a la Cannabis Marihuana; UNA (01) caja de librillo OCB; y UNA (01) planta de cannabis de un metro de altura, como así al arresto de los causantes.

Consultado sobre si las armas halladas son de guerra, un experto del tema  en la ciudad señaló que la escopeta es muy similar a la que utiliza cualquier amante de la caza; en lo único que difiere es en su capacidad y forma de carga y puede ser adquirida por cualquier persona en una armería (obviamente reuniendo los requisitos que exije RENAR para la compra de un arma), y la carabina, reviste la misma condición. Ambas son consideradas como de USO CIVIL CONDICIONAL, o sea, las puede adquirir, de forma LEGAL, cualquier ciudadano.

 Se dio intervención a personal de la Brigada Operativa Departamental XV, quienes labraron actuaciones correspondientes con intervención del Juzgado Federal Nº 2 de Santa Fe.
Fuente: LT 10 Digital-UR XV / Edición: GálvezHoy