Días atrás, la docente de Inglés Diana Pochettino estuvo en Barcelona exponiendo en este idioma en un congreso de nombre “IAFOR” y es organizado por el International Academic Forum (Foro Académico Internacional), una organización de investigación, organizadora de conferencias y editora, dedicada a fomentar el debate interdisciplinario, facilitar la concienciación intercultural y promover el intercambio internacional a través del intercambio educativo y la investigación académica en distintas partes del mundo.

“Yo hace unos años me dedico a hacer investigación en el área de estudios culturales, se realizó una convocatoria de proyectos y yo envié el mío, y a los dos meses me confirmaron que había sido seleccionado para presentarlo“, relató Diana, destacando que una vez en España “fue una experiencia muy linda, porque al ser un foro internacional, te encontrás con personas de distintas culturas, y sobretodo cuando vas a disertar y hablás de temas relacionados a tu ciudad, existe lo que se llama el choque cultural… Hay personas que ni siquiera se pueden imaginar cómo es una ciudad pequeña, y en América Latina: hay muchas cuestiones a transparentar y se vuelve muy interesante”.

El trabajo que presentó Pochettino se llama “Sentido de pertenencia o sentido de lugar en una ciudad pequeña”, y “trata sobre mi ciudad, es una investigación que yo hice bastante prolongada, con diferentes tipos de fuentes, entre ellas fotográficas (en lo que agradezco a GálvezHOY), y también sondeos de opinión y entrevistas, acerca de cómo se siente la gente apegada o no a su lugar, y cuáles son los atributos de Gálvez para que la gente sienta esto en mayor o menor medida, o directamente que no lo sienta”.

Los resultados, que son muy extensos, muestran que la mayoría de las personas se sienten apegadas a la ciudad, y el atributo más importante que surgió es lo verde… La gente se siente muy cómoda en los espacios verdes de Gálvez, con su tranquilidad… También hablaron de sus cosas negativas, lo que es información que serviría para gestionar cuestiones en la ciudad y que quizá ayudarían a que las personas se sientan más a gusto”, entendió la docente.

De todas formas, aclaró que “hay diferencia entre sentido de pertenencia y sentido de lugar, que es más amplio… El sentido de pertenencia habla de aquellas personas que se sienten tan cómodas que no se quieren ir, lo que sucede en menor medida en Gálvez, porque hay mucha gente que se siente cómoda, pero si le surgiera la oportunidad, se iría… Lo importante fue ver los atributos de nuestra localidad y que hacen ver a las personas que es su lugar en el mundo”. Y entre los puntos a resaltar, “se destacó el nivel educativo, porque en las entrevistas los consultados dijeron que estaban muy conformes con el nivel de las escuelas de Gálvez”.

La docente, única argentina entre los disertantes, se mostró además muy satisfecha con la asistencia a su exposición: “Ver que mientras yo hablaba, la gente iba entrando, se acercaba, hacía preguntas y escuchaba, fue maravilloso…”. “Quiero agradecer -finalizó- a Ramiro, mi marido, quien me ayudó con la presentación que era multimedia; al senador Capitani, quien colaboró muchísimo para poder asistir; también a mis compañeras de la escuela (Colegio del Sol), porque insistieron en que yo pueda viajar en esta época, y a mi familia, porque ellos son mi gran apoyo”.