Este lunes, fue presentado a la prensa el mural realizado al frente de la Asociación Vecinal Bº Tropezón, que la pasada semana celebró sus 60 años de vida. “Nos invitaron a pintarlo, y el artista Axel Pérez y sus amigos, junto a la profesora Gilda García, que la docente del DIAT en arte, y hoy están viendo el resultado”, señaló Maximiliano Boero, integrante del Dispositivo de Abordaje Territorial (DIAT).

“Vinimos, tomamos un par de fotos de la pared y surgieron los equipos de DJ y alas, que luego vinimos el lunes a dibujar”, comentó Axel sobre su labor, en un trabajo referencial hacia la música, nada más cercano a Vecinal Tropezón, un ícono de los bailes en la ciudad. “Me gustó la experiencia y le quiero mandar un saludo a mi amigo Walter Gómez y a Ale, que me ayudaron a pintar acá“, agregó.

“En esta tarea estuvimos involucrados tanto las compañeras que trabajan en la mañana como los talleristas que lo hacemos por la tarde en el DIAT”, añadió “Maxi”, recordando que a los festejos de la entidad barrial “también nos sumamos con la murga de la Escuela Especial Nº 2.041 junto a los participantes del proyecto de murga 2018 que comenzaron hace un mes”.

 

“Diplomatura en abordaje integral sobre consumos problemáticos”

También la pasada semana, cinco integrantes del Dispositivo obtuvieron su diplomatura en Abordaje integral sobre consumos problemáticos, que estaba desarrollada por SEDRONAR, la Secretaría de Consumos Problemáticos de Entre Ríos y la Universidad Autónoma de Entre Ríos. “Consistió en ocho encuentros que empezaron en el mes de mayo y terminaron en noviembre, recibiendo el certificado el pasado jueves siete”, comentó Ayelén Bravín, también integrante del equipo.

El personal que dictaba cada encuentro, formaba parte de SEDRONAR, tocándose temas como normativa, el trabajo con familias, el trabajo en red institucional o agentes comunitarios. “Nos fue muy útil a todos los que lo realizamos, viajando un martes por mes”, añadió Ayelén, quien participó del cursado junto a Maximiliano Boero, Jennifer Payne, Valeria Barberis y Luis Acuña, y “para esta diplomatura nos pedían un proyecto final, que fue aprobado y la idea es trabajar con escuelas secundarias y poder llevarlo a cabo el año que viene”.

Ahora a seguir trabajando -entendió Boero-, y llevar todo lo aprendido durante al territorio, junto a las chicas de la mañana que atienden a los pibes y pibas, que los ayudan , y luego nosotros con Luis trabajamos en el barrio, en el gimnasio, en el club o la vecinal, aprendiendo a abordar a chicos con estas problemáticas como lo hacemos desde 2014 pero que cada vez son más notorias“. Y sobre su labor actual, comentó: “En Santo Stéfano se están construyendo veredas comunitarias, en su SUM no sólo trabaja el DIAT sino que las mismas mujeres del barrio comenzaron a hacer actividades, tenemos talleres de arte, también se suma el de maquillaje para el proyecto de murga. Es decir, estamos trabajando muy contentos, el balance siempre es positivo. En la labor social siempre se presentan obstáculos, pero nos sentimos cada día más asentados en nuestro objetivo”.