Un convenio de mutua colaboración para el control del servicio de Transporte de pasajeros se firmó esta mañana entre el Municipio de la ciudad y el Ministerio de Transporte de la Provincia. A partir de este acuerdo, se capacitará y habilitará a inspectores de tránsito para poder realizar la fiscalización ya sea de los vehículos, los choferes y el servicio en general.

La firma se llevó a cabo durante la mañana del miércoles en el salón de reuniones del Municipio de la ciudad y participaron el intendente Ing. Mario Fissore, el secretario de Gobierno Gustavo Parisi, el representante de la Subsecretaría de Transporte Ing. Héctor Zanda, la secretaria de Hacienda y Producción Melina Gavatorta y el juez de Faltas Sergio Ledesma.

Luego de la rúbrica, Parisi manifestó su agradecimiento “por la prontitud con la que nos han brindado respuesta”, destacando que “hace menos de quince días llegamos a su oficina con una inquietud, un reclamo de la ciudadanía en general que es la prestación de los servicios de pasajeros y a raíz de esa reunión surgió la posibilidad de firmar este convenio de colaboración”. En ese sentido el funcionario municipal agradeció al Gobierno de la Provincia por la inmediata respuesta y entendió que “éste es el inicio de un trabajo que seguramente va a redundar en una mejor calidad en la prestación del servicio en la ciudad”.

En tanto, el subsecretario de Transporte Automotor, Ing. Héctor Zanda, explicó a GálvezHOY que “los inspectores estarán habilitados para inspeccionar algunas cosas que la provincia tiene a su cargo, como por ejemplo los tacógrafos, el tema de los parabrisas, aire acondicionados, particularidades que tiene el servicio y tenemos como objetivo capacitar a todo el personal que así disponga el municipio para que puedan hacer la fiscalización”. El funcionario subrayó que “no se delega el poder de policía, -que seguirá siendo de la provincia- pero sí ellos van a poder ser nuestros ojos e informarnos a nosotros para que luego labremos el acta y podamos interactuar con las distintas empresas si es que cometieron alguna infracción”.

Este convenio de colaboración es muy útil porque “no podemos estar en todas las ciudades y en todas las rutas de la provincia, las 24 horas los 365 días del año. A las terminales van las líneas regulares, pero por las rutas van turismo, unidades que hacen desplazamiento de personas que no son regulares y nosotros necesitamos controlar porque por lo general son los que tienen algún problema con la habilitación, los llamados “truchos” andan por las rutas sin pasar por terminales, por lo que es muy importante que la gente local esté atenta y colabore con nosotros”, sostuvo Zanda. Y aseguró “a medida que tengamos más municipalidades y comunas adheridas a este convenio, más eficiente seremos en los controles, y redundará en mejor calidad de servicios”.

Hasta la fecha, además de Gálvez, han adherido a este convenio las ciudades de Carcarañá, Firmat y Casilda y se espera extender la lista a gran cantidad de localidades que ya lo están solicitando.

Zanda detalló que el 85% de los reclamos es por el cumplimiento de horario. En cuanto a la situación de viajar parado, el funcionario afirmó que “está totalmente prohibido, a menos que sea dentro de un área metropolitana”.