0904 hogar tercera edad (6)En un comunicado  de prensa, la Fundación Cooperativa Eléctrica Ltda. informa que desde el pasado 9 de marzo se “ha debido interrumpir el servicio de residencia del Hogar de la Tercera Edad”, y explicó que “el motivo de tan lamentable situación se debe al retiro de la totalidad de los residentes, sin perspectivas de nuevas incorporaciones”.

A continuación anexamos el texto enviado por la Fundación a los medios de prensa locales:

“La Fundación Cooperativa Eléctrica de Gálvez Ltda. Comunica que a partir del día 09 de Marzo de 2016 ha debido interrumpir el servicio de residencia para ancianos en el “Hogar de la Tercera Edad”, sito en Bvard. Pasteur N O 234 de nuestra ciudad, y desde el día 14 de marzo se ha producido el cierre definitivo de dicho Hogar.

El motivo de tan lamentable situación se debe al retiro de la totalidad de los residentes, sin perspectivas de nuevas incorporaciones.

Como es de público conocimiento la Cooperativa Eléctrica de Gálvez Ltda. es socio fundador y único sostén de la Fundación; y la actividad económica de “Hogar de la Tercera Edad” no se autofinanciaba, y los aportes de la Cooperativa, se fueron incrementando con el correr del tiempo.

Debido a inquietudes de los familiares de los residentes existentes a mediados de 2015, manifestadas en sucesivas reuniones realizadas en el Hogar, la Cooperativa Eléctrica de Gálvez Ltda. en agosto/2015 realizó una Asamblea Extraordinaria de Delegados para analizar y resolver sobre el aporte de la Cooperativa hacia la Fundación, autorizándose un aumento de dicho soporte económico a los efectos de permitir mantener el costo mensual de los residentes estable y sin aumentos por algunos meses a los efectos de tratar de obtener el ingreso de nuevos residentes.-

Durante el pasado mes de Febrero/2016, habiéndose completado el último tramo del aumento salarial estipulado en las paritarias del sector durante el año 2015 para los empleados del Hogar, se comunicó a los Familiares un aumento de la cuota mensual a partir del presente mes de marzo; es decir que aplicamos un aumento luego de nueve meses de haber mantenido la cuota en igual nivel, no obstante los aumentos salariales existentes durante dicho lapso de tiempo y los demás y notorios aumentos de precios. Reiteramos: la cuota no sufría aumentos desde Julio de 2015, absorbiendo la Fundación los dos primeros tramos del aumento salarial y mayores costos de funcionamiento hasta este Febrero de 2016, incluido..

El esfuerzo económico y financiero realizado por la Cooperativa, que fue autorizado por Asamblea Extraordinaria del 05 de agosto de 2015, convocada al solo efecto de plantear la difícil situación que atravesaba el Hogar y asegurar la continuidad del servicio, no ha dado sus frutos. Desde el último semestre del año 2015 no hubo solicitudes de ingreso, y al contrario, hemos sufrido bajas continuas, concluyéndose en días pasados con el retiro total de los últimos seis residentes, y provocando la situación actual.

Lamentamos enormemente que el servicio de calidad, y de total y completo cumplimiento de la normativa y exigencias para el desarrollo de la actividad, que siempre ha respetado la Fundación, no pueda ser continuado. Dado lo oneroso que es dicho pleno acatamiento a las disposiciones que rigen la actividad, nos ha terminado siendo imposible competir prestando servicio completo y superior, muy por arriba de la media local,y con prestaciones, infraestructura y personal no ofrecidas por los demás lugares llamados “Hogares” privados comerciales, pero en nada equiparables a nuestro ya cesado “Hogar de la Tercera Edad” ni al de la Fundación Mollenkopf.

Nuestra Fundación al iniciar su actividad, al igual que lo hacía la Fundación Mollenkopf, colaboró con la elevación del nivel de prestaciones en favor de nuestros mayores en nuestra ciudad, pero fue perdiendo efecto por motivos variados, y entre ellos, porque las autoridades públicas de todos los niveles no acompañaron el esfuerzo, y no exigieron paulatina y permanentemente mejoras en los demás “hogares”; generando así, por un lado, un achatamiento general en el nivel de atención a los ancianos, y por otro, nuestra imposibilidad de competir con esos costos bajos que proponen quienes no invierten lo necesario o lo hacen muy escasamente.

No obstante dicha situación, bregamos porque ahora que ya no estaremos más desarrollando la actividad, las autoridades insistan en subir lenta pero permanentemente la vara para asegurarles a nuestros ancianos una prestación superior, de la misma manera de la que trató de imponer nuestra Fundación durante todo el tiempo de funcionamiento del Hogar de la Tercera Edad.

Deseamos comunicar también que nuestra Fundación, no obstante el cierre del “Hogar de la Tercera Edad”, continuará actuando a nivel local en todos los temas relacionados con la ancianidad, aportando desde otro lugar para mejorar la atención y calidad de vida de nuestros mayores.

Finalmente agradecemos la dedicación y las tareas realizadas en los años de vida del Hogar a todos los empleados, profesionales y directivos que participaron en nuestro “Hogar de la Tercera Edad”.”