INFORMA:

A toda la población de Gálvez, a nuestros amigos y muy especialmente a nuestros clientes:

Ante los hechos ocurridos que resultan de público conocimiento en la inspección en nuestro local comercial por parte del CEDA, dependiente de la municipalidad de nuestra ciudad, que derivó en la posterior clausura del sector de carnicería, impidiéndonos llegar a nuestros clientes con una amplia gama de ofertas preparadas exclusivamente para las fiestas;   queremos trasmitir por este medio que el motivo de la clausura fue la constatación de una determinada cantidad de lechones, que en ningún momento estuvieron puestos a la venta al público, por no contar con la autorización del directorio de la empresa.
Supermercados Arco Iris comunica a sus clientes y amigos que seguirá procurando ser la mejor opción de compras de la ciudad y la región, no sólo por haber contribuido a bajar los precios producto del aumento de la oferta, sino además por haber emplazado un comercio que cuenta con las medidas de higiene y seguridad tuteladas por un profesional contratado a tal efecto; que nuestra cadena de frío cuenta con una superficie cubierta de más de 40 metros cuadrados repartidos entre cámaras de congelados, de lácteos, de verdura, de carnes, y sala climatizada de empaque, y que además cuenta con casi otros 50 metros lineales de frío para exhibición de mercadería al público, respaldando toda la cadena de frío por un equipo auxiliar de generación de energía que garantiza la perpetuidad de la misma.
Ante lo sucedido la empresa considera que: teniendo en cuenta el motivo de la clausura del sector de carnicería fue originada por mercadería que no se encontraba a la venta, siendo que todos los otros aspectos de la comercialización de productos perecederos se encuentran en óptimas condiciones, ya que las inspecciones del CEDA son periódicas en nuestro local y reconsiderando que los productos en cuestión fueron decomisados, atento además que fueron pagadas las multas correspondientes, consideramos que la clausura del sector fue injusta e innecesaria. Inclusive la demora por parte de las autoridades en más de 48 horas en permitir retirar mercadería que nada tenía que ver con la decomisada, originó un perjuicio económico absolutamente evitable.
Nuestra empresa siempre intenta encontrarse en las mejores condiciones, con la convicción de que el Estado municipal tiene la obligación de controlar a todos por igual, para de este modo cuidar y mejorar el nivel de higiene en la manipulación de los comestibles comercializados.
Por ultimo, Arco Iris Supermercados, ratifica su compromiso con su clientela y con la población de Gálvez de brindar un local comercial con las mejores instalaciones que existen en el mercado regional y con un equipo de trabajo que es nuestro orgullo por su disposición a la cordialidad, su permanente buena presencia, su correcto uso del uniforme que identifica y enorgullece a nuestra marca. Decir que seguirán contando con nosotros todas las entidades que solicitaron nuestra colaboración y queremos también desestimar cualquier versión que diga lo contrario. Todas las acciones que Arco Iris realiza con las distintas entidades de la ciudad continuarán también en este año 2011, pues mediante ellas nos sentimos parte de esta comunidad.
Sin más, agradecemos la enorme cantidad de llamados que se solidarizaron con nosotros.

                                                                      Javier Cardini – GERENTE

                                                                      DNI Nº 25.727.427

———————————————————————————————

La postura del municipio

En respuesta a la nota enviada por el gerente del comercio Arco Iris Premium Supermercados; Sr. Javier Cardini, se comunica y aclara a la población el procedimiento realizado:
Desarrollada la auditoria de rutina anual a fin de verificar la trazabilidad de los alimentos, se constata en dicho Supermercado la existencia de 38 lechones y 13 corderos de los cuales no se poseía documentación de procedencia. Por tal motivo se solicita la presentación de la mencionada dentro del plazo de 24 horas, mientras la mercadería queda intervenida.
Cumplido ese término y no habiendo recibido lo solicitado, se procede a redactar Acta de Infracción por 38 lechones y 13 corderos de aproximadamente 12 kg., y se eleva  al Juzgado Municipal de Faltas. Analizada la causa, la Jueza de Faltas Dra. Antonia Rolfo, en uso de sus facultades, dictamina el pago de una multa, el comiso de la mercadería intervenida y la clausura del sector carnicería por un plazo de 10 días corridos. Cabe destacar en este aspecto que, al procederse al comiso de la mercadería intervenida, sorpresivamente se encontraron un total de 9 lechones y 6 corderos, 36 animales menos que los que se encontraban al momento de labrar el acta, sin tener conocimiento de cuál fue el destino de los faltantes.
Aclaramos que a menos de 24 horas de realizada la clausura, recibimos por distintos medios de comunicación y vía telefónica, advertencia por parte de vecinos de la ciudad que se estaba vendiendo carne en este local comercial, cuestión que se constató a través de un acta y con tickets de compras. De esta manera se  elevó al Juzgado nuevamente, quien aplicó las multas correspondientes, por violar una clausura impuesta por la autoridad competente.
Lo expuesto anteriormente refleja que la clausura fue exclusivamente debido a la tenencia de animales de procedencia no segura, falta que atenta contra la salud alimentaria de la población de Gálvez, cuestión sobre la cual desde el Municipio y a través del CeDA, se viene trabajando desde muchos años con total seriedad, y cuya experiencia es tomada como ejemplo a nivel nacional e internacional.
A raíz de lo vertido por el Sr. Cardini en su nota, también se agrega que toda la mercadería que se encuentra dentro de un local se considera para la venta, por lo cual consideramos carente de validez esta argumentación, que incluso tampoco fue tenida en cuenta por los responsables del Supermercado al momento de hacer su correspondiente descargo.
Respecto a la demora que manifiesta por parte de las autoridades, informamos que se cumplieron con todos los plazos legales establecidos, ya que ante la decisión de la Jueza Municipal de Faltas y el posterior Recurso de Apelación presentado por la firma comercial, el Municipio tiene  un plazo de 5 días hábiles para analizar legalmente la situación y actuar en consecuencia.
Nadie pone en duda lo vertido por el Señor Javier Cardini respecto del acompañamiento que este comercio tiene para con distintas instituciones de la ciudad e incluso con este Municipio, ni de las características edilicias, de seguridad e higiene que el local comercial dispone, pero eso no conlleva que el Estado Municipal deje de ejercer su rol de control para cuidar la salud de los habitantes y garantizar la provisión de alimentos seguros, control que se realiza a todos por igual y que incluso llevó a la clausura de otro local por causas similares pocos días después.  

Patricia Ruiz                                                                              Melina Gavatorta
Subs. de Salud y Desarrollo Social                                  Subs. de Producción