El sábado 6 de mayo, dio inicio el curso de lenguaje de señas en la Asociación Civil Comedor Infantil Santa Margarita, abordado por CEDILSA (Centro de Estudio y Difusión de Lengua de Señas Argentina) dictado por Ana Ferreyra y Mónica Sarmiento, ambas sordomudas, junto a su intérprete Patricia Ghidoni.

Esta capacitación, organizada y coordinada por las voluntarias Lourdes Torino y Virginia Mana -quienes se sientieron movilizadas al contar con un niño sordomudo que asiste al Comedor-, se extenderá hasta el mes de noviembre y cuenta con gran convocatoria: son 60 profesionales inscriptas, remarcándose la importancia “del aprendizaje del lenguaje de señas porque en todas las localidades hay personas sordas… Nosotros, que venimos de Santa Fe capital, vemos cómo se está incrementando este lenguaje por la importancia de comunicarse en cualquier ámbito“, expresaron las disertantes junto a su intérprete.

El curso de ocho meses abordará diferentes temáticas para “lograr una comunicación básica, para que puedan seguir prácticando y después ver si podemos seguir con un primer y un segundo nivel, pero lo importante es la práctica para seguir aprendiendo”.

También hicieron referencia que “todavía falta que haya una Ley Nacional sobre Lenguaje de Señas, la comunidad sorda está luchando y buscando una forma de conseguirla… Pero en la Provincia de Santa Fe hay una ley que está más vinculada a la educación y la idea es que se vaya difundiendo en todos los ámbitos”.