Desde hace un par de semanas Fabián Iglesias, del Servicio Solidario de Sepelios de la Cooperativa Elétrica de Gálvez, comenzó a visitar a todos los usuarios de la Cooperativa ofreciendo el servicio, como así realizando el reempadronamiento y actualizando los datos de los grupos de familias adheridos.

Iglesias, quien desde hace años se desempeña en Sepelios, explicó que “como el padrón de contadores es importante, estaremos durante el mes de diciembre visitando domicilios, descansaremos en enero, y en febrero retomaremos con este trabajo”.

El trámite es sencillo. “A la gente que tiene intención de asociarse le robamos cinco minutos, le tomamos los datos, se llena la solicitud y se lo incorpora al servicio”, comentó. El sepelio tiene un costo bimestral de 68 pesos y “encontramos respuestas dispares: en muchos casos trabajan marido y mujer y no se pueden acercar a la Cooperativa a realizar el trámite, pero está también el que no tiene interés, el que no quiere hablar directamente de la muerte, y aquel que te dice que siempre lo venía pensando”.

Los requisitos para asociarse son que el grupo familiar “conviva bajo el mismo techo y se coteja el documento de identidad, y a quien no tenga hecho el cambio de domicilio se hablará y se buscará una solución particularmente”. Por último, aclaró que esta adhesión no es obligatoria y que “todo depende de lo que quiere hacer la familia”.

En la actualidad, de no estar adherido, el servicio tiene un costo de 9.500 pesos -además del costo de los nichos-, por lo que entendió que “no es un tema agradable, pero sí algo que se tiene que prevenir porque nadie está exento de esto”.