Familiares y amigos de Emiliano Arri volvieron a concentrarse frente al boliche On Club, reclamando justicia por el homicidio ocurrido el pasado 24 de septiembre, para luego marchar hasta el Palacio Municipal.

A casi tres meses del hecho, hay cinco personas con prisión preventiva -acusada una de ellas por homicidio doloso y el resto como partícipes necesarios- hasta el juicio, que sería oral y público y en el mes de septiembre próximo.

Juan Pablo, hermano de Emiliano, fue la voz de la marcha, agradeciendo la ayuda del galvense Santiago Capovila en el caso, y señalando que “no queremos que ocurra lo que nos sucedió a nosotros. Pensamos que nunca nos iba a pasar, pero nos pasó. Y no queremos que se vuelva a repetir”.

Los manifestantes caminaron hasta el Palacio Municipal, donde el intendente Mario Fissore los esperó en las escalinatas junto al secretario de Gobierno, Gustavo Parisi, y a la asesora legal, Laura Giorgi.

El texto entregado hace referencia a la ordenanza 4056/2014. “Hemos sido anoticiados por los concejales Fabiana Sansón, Marcelo Comelli, Hugo Quiroga, Alicia Vuelta, Oscar San Martino y Leonardo Diana de la existencia de una normativa vigente que regula las actividades nocturnas en Gálvez”, expresa el petitorio entregado, y en siete ítems solicita saber si es cierta su existencia y aplicación, como así también si existe un registro de empresas y si se informa, sobre esta reglamentación a la hora de habilitar un local para actividades nocturnas.

“Queremos que nos responda por escrito si es posible”, manifestó el hermano de la víctima, a lo que el intendente respondió que en la semana iban a tener la contestación a los distintos puntos.

Tras la entrega del petitorio y la respuesta del intendente, los presentes se desconcentraron y se comprometieron a seguir haciendo oír su reclamo.