El intendente de la ciudad junto al Juez de Faltas y el secretario de gobierno brindaron una conferencia de prensa este jueves por la mañana para dar detalles sobre la situación actual del boliche On Club tras el caso de Emiliano Arri, que falleciera en la disco durante la madrugada del domingo 24 de septiembre.

El secretario de gobierno Gustavo Parisi comenzó la rueda de prensa explicando que “la idea de la conferencia es dar explicación desde el Municipio de todo lo actuado tanto en vías administrativas como a través del fiscal sobre la causa que generó la muerte de un ciudadano de Gálvez en un local nocturno en la madrugada del día 24 de septiembre teniendo en cuenta los reclamos que se le hacían al Municipio a partir de ese momento sobre la necesidad de clausurar el local, cuestionando por qué el Municipio no lo hizo, teniendo en cuenta cuestiones administrativas, de respeto a la institucionalidad, a la división de poderes, a dejar actuar a la justicia, y nosotros trabajando desde lo administrativo, poniéndonos a disposición de la justicia, del fiscal y también en responder el pedido de informe presentado por el Concejo Municipal, cosa que ya tengo en mi poder”. En ese sentido, Parisi adelantó: “Lo íbamos a presentar en el día de hoy pero como el Concejo no sesiona, fui citado para el día lunes al recinto porque también queremos explicar algunas cosas que no están claras en el marco de lo que es la reglamentación de las ACAP que son las Agencias de Coordinación de Control de Admisión y Permanencia, que el control no es responsabilidad del Municipio sino de la provincia a través del Ministerio de Seguridad“.

“El motivo de este encuentro es dar un pantallazo de todo lo actuado hasta el momento y por qué a partir de ayer cuando el anterior -hasta hoy propietario del boliche porque todavía no tiene la baja del mismo- hizo una presentación oficial ante este Municipio recién en el día de ayer de lo que es la transferencia del comercio a otros dueños pero que aquí no se efectivizó”, sostuvo.

Por su parte, el juez de Faltas, Sergio Ledesma, comentó que “fui convocado para que explique por qué no se ha tomado alguna medida de clausura desde el juzgado y en este sentido lo que tengo para explicar es que el Juzgado de Faltas no actúa de oficio en estos casos y cualquier actuación tiene que estar referida a un acta de contravención o a un hecho que constituya una contravención a ordenanza municipal”. Esa la única forma “en la que yo pueda tomar intervención y tomar una medida precautoria o como sanción que implique la clausura del local, pero hasta ahora eso no ha sucedido, no hay en el Juzgado una causa iniciada por alguna presunta contravención así que no hay posibilidad que se tome una medida de clausura de ese local”.

Luego, tomó la palabra el intendente Mario Fissore para especificar: “La idea es clarificar todas y cada una de las actuaciones que se han realizado desde el punto de vista administrativo y legal desde el estado municipal para con la situación vivida por la muerte de Emiliano”. En ese sentido “quisiera decir que yo también como muchos sectores de la comunidad intenté actuar desde lo emocional convocando rápidamente ese mismo día a mi gabinete municipal consultando al juez de faltas si había alguna herramienta administrativa como para poder clausurar preventivamente este boliche. Pero desde la razón se me ha expresado de que no era viable realizar dicho acto, y con la responsabilidad que nos compete a aquellas personas que estamos a cargo de una administración, creo que hay que actuar en consecuencia desde la razón y no desde lo emocional”.

El mandatario continuó: “Entendemos a la familia, a los allegados, amigos, pero desde el Estado no podemos actuar contraviniendo normativas vigentes o actuando de manera equivocada que después repercuta de manera contraria para el estado que uno tiene a cargo”. En este aspecto “quiero expresar también que la semana pasada he recibido en mi despacho a la familia, al hermano, al papá y a la cuñada, estuvimos charlando de distintas cuestiones donde nos hemos puesto a total disposición para ayudar y acompañar en el esclarecimiento de todo este hecho”, dijo Fissore y agregó: “Personalmente me he comunicado con el fiscal actuante, el Dr. Nessier, donde conversamos por el lapso de unos 15 minutos, le he planteado si existía alguna posibilidad de clausurar preventivamente el espacio y me dijo que no era factible”. En ese sentido aseguró “en el caso de que él lo ordenase debe hacerlo al juzgado del circuito de Gálvez, no el Municipio, pero todavía el expediente ni siquiera tiene carátula con lo cual se está investigando esta situación”.

“Puse todo el Municipio y todas las herramientas administrativas y estructurales del municipio a disposición del fiscal”, afirmó Fissore. “El día lunes me envió una solicitud de información y en el día de hoy estamos remitiendo la información administrativa que el fiscal nos solicitó, que es a nombre de quién está inscripto este boliche bailable y cuáles son las actuaciones que se han hecho con respecto a las habilitaciones correspondiente, aclarando que este boliche hasta hoy estaba habilitado con toda una carpeta presentada en tiempo y forma, y de la manera correcta como debe habilitar un comercio de estas características el Municipio a través de su Sistema Único de Habilitación. Y aseguró que “es falso y mentiroso de que este boliche haya estado a nombre ya de otra empresa, hasta hoy el boliche bailable tenía un propietario que es el señor Teglia, para el Municipio no hay ninguna presentación oficial de solicitud de alta de ninguna otra empresa que quiera explotar el servicio. Recién en el día de ayer, como está en el expediente, nos ha llegado la documentación presentada por Teglia donde se le da de baja a la actividad comercial que él desempeñaba en ese lugar, por lo cual para el municipio esa actividad comercial ya no existe y estamos en condiciones hoy de tener las herramientas administrativas para que este boliche bailable no pueda abrir sus puertas, ser explotado este servicio porque ya ha cesado por el, hasta hoy propietario, su actividad comercial en AFIP”, sostuvo el mandatario.

“Para el Municipio a partir de hoy esta firma comercial no está en condiciones de prestar el servicio o de abrir el boliche bailable y no hay ninguna solicitud de ninguna otra empresa o firma comercial que desee explotar este boliche”, dijo Fissore, y agregó con firmeza “por lo cual, hemos tomado la decisión desde el Departamento Ejecutivo Municipal de que a partir del día de hoy y hasta tanto no se esclarezcan los hechos ocurridos en la madrugada del día 24, el Municipio no va a permitir la apertura de una nueva empresa que explote el servicio de boliche bailable”.

Finalmente el intendente expresó que “recién hoy después de varios días de ocurrido el hecho, el Municipio sale a exponer su posición porque recién ayer hemos tenido la posibilidad de reunir todos los requisitos fundamentales para poder expresar lo que hoy estamos expresando, repitiendo de que lo hacemos desde la responsabilidad que nos compete administrativa desde el Estado y no desde lo emocional que por allí uno escucha que se expresa en distintos sectores de la sociedad, exigiendo tanto al Estado como al fiscal interviniente que se clausure o se actúe en consecuencia cuando no se tienen las herramientas administrativas y legales para poder hacerlo”.

“Entendemos el dolor de su familia, amigos y allegados, lo que no entendemos es que ciertos sectores de la sociedad se arroguen a decir cualquier cosa sin tener el conocimiento para poder realizarlo”, finalizó.

La situación de la ACAP

Respecto a la habilitación de la seguridad, el secretario de Gobierno Gustavo Parisi leyó el texto con el que se respondió al Concejo Municipal el pedido de informes solicitado la semana pasada:

“La seguridad del evento del día 23, madrugada del 24, estaba a cargo del personal adicional contratado a la Comisaría 2ª de nuestra ciudad y en este caso correspondía al Oficial de Policía José Francisco Carrizo y la Sub Oficial Verónica Magdalena Barreda. Cabe aclarar que en el interior del local se encontraba trabajando una Agencia de Control de Admisión y Permanencia  (ACAP) -que no es una Agencia de Seguridad Privada- cuyo alcance se encuentra regulado por la Ley Nacional nº 26.370, a la cual adhiere el gobierno de la Provincia mediante la ley nº 13.205 y su decreto reglamentario 2146/15, donde se establece que la autoridad de aplicación y control del cumplimiento de los alcances de las mencionadas normativas es la Dirección Provincial de Autorizaciones, Registro y Control de Agencias Privadas de Vigilancia, Seguridad e Informaciones Particulares dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública del ministerio de Seguridad de la Provincia”.

El texto que leyó Parisi continúa: “En el mes de agosto el señor Pablo Rivero, funcionario de la citada dependencia, se comunicó telefónicamente con la señorita Erica Camelli, responsable del área de Inspección General y Medio Ambiente del municipio, para comunicarle que el señor Juan Pablo Ortiz y ocho trabajadores de su empresa ya estaban en condiciones de prestar servicio como Agencia de Control de Admisión y Permanencia, de acuerdo a los alcances de las leyes citadas anteriormente, a pesar que aún desde el Ministerio no se habían podido imprimir y entregar las acreditaciones correspondientes debido a una cuestión de reglamentación de la ley, lo que se iba a efectivizar en este mes de octubre en reuniones generales con todas las ACAP a realizarse en las ciudades de Santa Fe y de Rosario”, señaló.

“Esta misma información recibió el jefe de Comisaría 2a Leonardo Goldy de parte de la Unidad Regional XV, que son los responsables del control de las ACAPS… -añadió-. En tal sentido y en virtud de la gravedad de los hechos ocurridos en el boliche, desde la Secretaría junto a la asesora legal del Municipio -Dra. Laura Giorgis- hemos enviado a la Dirección Provincial de Autorizaciones, Registro y Control de Agencias Privadas de Vigilancia por qué se autoriza de esta manera el funcionamiento de las ACAPS y nos respondieron que está sujeta a la respuesta del Sr. Ricardo Giusepponi, subsecretario del área”.