La Asociación Bancaria decidió desde ayer jueves y todo el viernes la realización de asambleas en horario de atención al público ante “la negativa de las cámaras empresarias a abonar el acuerdo paritario” firmado el 23 de noviembre pasado.

Darío Tourn, delegado del Nuevo Banco de Santa Fe explicó a GálvezHOY que “el conflicto surge de un acuerdo paritario firmado el año pasado, cumpliendo con todos los requisitos de la ley que consistía, como se dió en todas las actividades en el mes de diciembre, en un pago extra o bono para el sector bancario que se pagaba junto con el sueldo de diciembre”. Si bien los bancos en ese momento pagaron el correspondiente bono y después se aumentó un 4% el salario básico correspondiente al 2016, “se había decidido que a partir de enero y hasta abril, o sea transitoriamente, se iba a incrementar en un 20% el sueldo, “cosa que no se cumplió porque no se pagó ese aumento”, afirmó.

Según el delegado “hay un complot entre los bancos extranjeros, HSBC, Santander y el Gobierno Nacional que tiraron abajo el pago de este 20% porque el gobierno nacional no homologó el acuerdo que fue firmado en la cartera de trabajo y presidido por el ministro Jorge Triaca”.

En cuanto a los próximos días “el lunes se trabajará con normalidad, pero depende de lo que ocurra después de esta medida de fuerza, la semana que viene seguramente se irán a tomar otras medidas, llegando a un paro nacional”, adelantó el dirigente. En ese sentido, sostuvo que probablemente se aplique la conciliación obligatoria, pero “no sé si el gremio la va a respetar”, agregando que “cuando los bancos no pagaron el aumento correspondiente en enero, el gremio hizo una presentación en la Cámara de Apelaciones de Trabajo a la cual la Justicia le dio la razón al gremio y ordenó a las Cámaras Bancarias que paguen el aumento y al gobierno nacional que no interfiera en el acuerdo que se había firmado entre privados, pero así y todo no cumplieron con la orden judicial”, finalizó.