El diputado provincial Germán Bacarella marcó su postura sobre la aprobación del “Pacto Fiscal”, firmado por el gobernador Miguel Lifschitz y el gobierno nacional que conduce Mauricio Macri, al sostener que “esto muestra que en realidad no hay grandes diferencias entre el gobierno provincial y el nacional, que al final parecen todos lo mismo; y los grandes perjudicados son los ciudadanos y los municipios y comunas”.

La el legislador del Frente Justicialista para la Victoria, “lo que se aprobó significa que la mayoría de los santafesinos y santafesinas van a pagar cada vez más de impuestos y lo mismo va a pasar con los municipios, que además van a perder autonomía respecto del Estado provincial”.

Bacarella entendió que “este pacto fiscal es una extorsión del gobierno nacional a las provincias, basado en las pautas que otra vez imponen el Fondo Monetario Internacional y los grandes grupos financieros. Nuestra postura fue la de oponernos, para expresar el reclamo del Movimiento Obrero y otros sectores de nuestras comunidades santafesinas, que ven cómo se destruye día nuestra capacidad industrial y productiva, nuestros puestos de trabajo, nuestras economías regionales”.

Por último, expuso que “aunque no coincida, uno puede entender que los legisladores de Cambiemos avalen iniciativas como esta. Lo difícil es entender por qué la avalan legisladores que al mismo tiempo sostienen un discurso distinto, más progresista, con más conciencia sobre las nefastas consecuencias de las políticas neoliberales de ajuste que lleva adelante el gobierno nacional y que lamentablemente son avaladas por el oficialismo de nuestra provincia”.