Fue un año muy intenso. Electoral, por un lado, y la ciudadanía lo sintió, y por otro,  termina cargado de distintas medidas y reformas que trata de llevar adelante el gobierno nacional y que ya son de público conocimiento”, analizó el diputado provincial Germán Bacarella, en la mañana de “El Tren de la 105” que se emite por FM 105.3.

En ese aspecto sostuvo que “el recorte de los haberes, al cambiar la fórmula es muy significativo. Nosotros ya lo veníamos diciendo antes de su tratamiento y nuestra idea fue explicar lo que significa para Santa Fe… La provincia tiene 550 mil jubilados nacionales y el recorte significa más de 7.000 millones de pesos que no van a ingresar a la provincia y dejarán de circular en nuestras ciudades, porque es dinero que se inyecta directamente a la economía local“. Además, “seguramente en extraordinarias, a principios del año que viene se va a tratar el Pacto Fiscal, que nuestro gobernador ha firmado y nos va a tocar definir en la Legislatura”.

Al panorama laboral lo describió como “preocupante”, definiendo lo vivido durante la semana pasada como “muy triste… A los 25 despidos de la láctea La Mucca en Díaz, se le deben sumar los 35 de Fabricaciones Militares en Fray Luis Beltrán, 50 en Vassali -la fábrica de cosechadoras de Firmat-, y despidos de Grimoldi y de Cotar. Y esto no sólo tiene que ver con el empleo privado, ya que los despidos en Fabricaciones Militares es en el empleo público, en la órbita del Estado Nacional y si se lee la tapa de Clarín, ya se ve cómo se empieza a estigmatizar al empleo público por parte de los medios de comunicación y se empieza a ser tangible esta idea de un recorte brusco en la faz del Estado”.

Para el legislador provincial, esta realidad se revierte “con el movimiento obrero organizado como gran protagonista, es el trabajador el que tiene la llave para que no se implemente esta política y nosotros estamos viendo que en nuestra provincia los gremios están tomando una iniciativa muy importante, buscando la unidad de los distintos sectores más allá de que estén nucleado en la CGT, la CGT disidente y la CTA… Lo que está logrando el gobierno de Mauricio Macri es que los gremios se junten, dejando diferencias de lado para poder defender a los trabajadores y su familia”.

Además se refirió a la reforma laboral como “la flexibilización laboral y precarización del empleo. Esto lo digo con todo el respeto, entendiendo que es nuestra verdad relativa y no una chicana política. Desde nuestro espacio es lo que estamos viendo, lo que planteamos en la campaña de 2015, se empezó a ver en 2016 y lo estamos viviendo en el 2017… Nosotros fuimos consecuentes con a lo largo del tiempo, no hemos cambiado el discurso… Seguramente va a ser un año muy intenso, donde se intentará realizar estos ajustes que sólo cierran con represión, porque es lo que hemos vivido en este último tiempo”.

En este sentido hizo referencia de lo vivido en el Congreso señalando que “hubo gente que sufrió de los dos lados. Tanto los que se han ido a manifestar, como los agentes de seguridad que han sido heridos por algunos inadaptados que no saben manifestarse pacíficamente… La manifestación y la huelga son derechos de los trabajadores que se deben ejercer en paz“.

Por último saludó a toda la población, “deseándole un muy buen 2018, que terminen bien este 2017 y empiecen un nuevo año junto a su familia y seres queridos”.