En la mañana de este viernes, alumnos de la Escuela Especial Nº 2.041 visitaron la Biblioteca Popular “Dr. Andrés Egaña”. La actividad de los chicos, junto a sus seños, se enmarcó en la conmemoración del día nacional del libro.

Este recordatorio nació a partir del 15 de junio de 1908, cuando se entregaron los premios de un concurso literario, organizado por el entonces Consejo Nacional de Mujeres. A partir de allí, la biblioteca de ese organismo tomó la iniciativa para que se celebrara “un día especial del año a la recordación del libro como registro imperecedero del pensamiento y de la vida de los individuos y las sociedades, y como vínculo indestructible de las generaciones humanas”; en 1924, por decreto nacional del gobierno de Marcelo T. de Alvear, se declaró oficialmente el 15 de junio como la “Fiesta del Libro”, y luego, en 1941 se cambió la denominación por “Día del Libro”, la cual se mantiene hasta hoy.

“Es muy grato para nosotros recibir a la Escuela Especial. Ya el año pasado lo hicieron en este día, eligen esta fecha y obviamente es una de las actividades curriculares programadas. Es una manera además, así como en el día de las Bibliotecas Populares, de exponer la Biblioteca a la población”, explicó Edith Candelero, presidenta de la institución.

“A los chicos, en estas visitas que nos realizan, les asombra el edificio y el entrar en el salón con la cantidad de libros que hay, tanto en las estanterías superiores como en los muebles, y cuando entran a la salita infantil, se maravillan y les da mucha alegría porque está muy colorida”, añadió, destacando el interés de los niños de hoy por los libros: más allá de la tecnología, “aquí vemos el interés por la lectura, hay muchos socios que retiran padre e hijos y cuando entran aquí, los chicos van corriendo a la salita a elegir su libro”.