Este viernes por la tarde, la Fundación Integrar San Jerónimo organizó una jornada recreativa para “elegir el nombre de esta plazoleta que empezó a recuperarse hace más de un año por mujeres del barrio y un grupo de jóvenes que están dentro de un sistema de becas, en el que hay un curso de mantenimiento y recuperación de espacios verdes, a cargo de Silvia Vicentini”, explicó a los medios Laura Lamberto, en representación de la Fundación, “por lo que estando este espacio abandonado, la idea fue llenarlo de color y usar materiales reciclados, trabajar compartiendo, estando juntos, y queríamos en esta primera etapa ponerla en valor, haciendo esta convocatoria para jugar con los chicos”.

La plazoleta se ubica en un triángulo, conformado por calles Dr. Destéfanis, Avda. 9 de Julio y Cortada Rosario, y “los mismos chicos que están dentro de la beca impulsaron esta idea, una vez que se fueron terminando los espacios, como lo fue la plaza Los Amigos del Barrio de Barrio Unidad, o cuando terminaron la cancha de Javier Gómez, es que se vio este lugar. Esto es una construcción, se tiró la idea, todos opinamos y de allí surgió”.

Silvia Tavella, también integrante de la Fundación, comentó que entre 12 y 15 personas trabajaron en la propuesta, “y también tenemos quienes colaboran como Silvia, “Cucho” Solares que es el profesor de Carpintería, quien también apuntaló a los chicos para hacer el juego que se ve aquí, también más personas del equipo, que estuvimos acompañando y apuntalando a los chicos mientras trabajaban”.

También hubo colaboración de empresas: Santilli Neumáticos donó las cubiertas, Tadeo Czerweny las pinturas, SanCor tarimas, Motores Czerweny asimismo colaboró con el proyecto y el senador Capitani entregó recursos para las becas de los jóvenes, como así “los vecinos, también pusieron mucho, porque a la hora de soldar contábamos con Marcela que nos daba luz, o con la familia de José Rams que nos daba agua por ejemplo”, añadió Laura.

“La beca fue evolucionando y fue una alternativa para afianzar un trabajo que se inició con el Ministerio de Trabajo de la Nación, hasta que tomamos conciencia que eso era muy bueno para que algunos jóvenes se planteen un proyecto de vida, entonces la Fundación las sostuvo y amplió las horas, y actualmente la beca incluye cursos que se dictan en el CeFoSe como soldadura, ahora se están haciendo uno de tornería, carpintería, ingresante al sector metalúrgico, mantenimiento de espacios verdes, albañilería y electricidad domiciliaria”, recordó Lamberto, destacando que con la temática de espacios verdes, se trabajó en “mantenimiento del área industrial, se colabora con instituciones como Cáritas, el Club Ceci y el Club Barrio Oeste, se contribuyó en la pintura del galpón de box ubicado en el ferrocarril y ahora se colabora en la pintura de la pasarela, y se hizo un trabajo con Jardín Nucleado y la escuela Nº 305” aplicando todo sus conocimientos.

Con estas becas, el trabajo apunta “a construir otro tipo de sociedad, en la cual todos somos parte, y donde las personas que menos oportunidades tienen, con historia de mala alimentación, o de trabajo infantil, en este espacio tengan esas oportunidades, y nosotros aprendamos también a tener una mirada diferente”.

 

Actividades del viernes

Este viernes, donde fueron puestos en valor los trabajos en la plazoleta, hubo juegos y baile propuestos por la profesora Daniela Milacher, acompañando el desarrollo de la jornada el senador Danilo Capitani, el concejal Martín Luna e integrantes de la Agrupación “Primero la Gente”. El arte también tuvo su momento, se realizó la plantación de árboles y plantas, y recibieron golosinas todos los presentes.

Los niños eligieron asimismo por votación el nombre del predio, seleccionando de un listado que ellos mismos propusieron en una pizarra, y la placita es ahora “La Plaza de los Sueños Increíbles”…