Desde este sábado 26 de mayo por la noche, Andrés “Chapu” Nocioni tiene calle propia… aquella que transitó en innumerables oportunidades para ir a practicar básquet a su querido Ceci BBC.

Ahora, la esquina que más identifica a la institución, donde se ubica la sede social, es intersección de Pedro Ceci y Andrés Nocioni, quedando atrás el nombre de Francia.

El acto fue sencillo, pero lleno de emoción y cariño hacia el “deportista pródigo” de la institución y la ciudad. El ministro de Desarrollo Social, Jorge Alvarez, fue el representante de la Provincia en la convocatoria, y se hizo presente para destacar que “es una satisfacción poder sumarnos a este reconocimiento a Chapu, por sus antecedentes en la Generación Dorada, la medalla olímpica y la trayectoria que es fruto de su capacidad, trabajo y esfuerzo. Y tener este reconocimiento en tu ciudad, que le coloquen tu nombre a una calle, es bien merecido”.

Gustavo Parisi, secretario de Gobierno de la provincia, recordó que cuando “Chapu se retiró, empezamos a pensar en un reconocimiento, pero qué reconocimiento se podría hacer a alguien al que ya habían despedido con honores en el Real Madrid, que le habían retirado la camiseta 13 de la selección argentina, que ya en Gálvez es ciudadano ilustre y el tiene su nombre en el estadio del club, entonces dijimos de ponerle su nombre a la calle Francia”.

El funcionario explicó que “no lo pensamos demasiado, fuimos para adelante, y enseguida los vecinos de la cuadra, el club, el barrio, empezamos a juntar firmas, se sumó Fabiana (Sansón) y después empezamos a buscar las leyes para designar el nombre de una calle de Gálvez a una persona con vida, y aquí está“.

Luego, junto al intendente Mario Fissore, hicieron entrega de un cuadro que deja inmortalizada la imagen del nuevo nombre, para luego proceder al descubrimiento del cartel. En esta ocasión participaron “Chapu” junto a sus hijos, sus padres, el ministro Alvarez, el intendente Fissore y la concejal (M.C.) Fabiana Sansón, quien presentó el proyecto.

Tras el descubrimiento y con el cántico de “Olé, olé, olé, Chapuuu, Chapuuu”, Andrés tomó el micrófono y pidió “disculpas a todos los vecinos porque de ahora en más van a tener que cambiar el domicilio en todos los documentos (risas), es un honor, un placer, esta calle la caminé un montón… Ceci me vio crecer, por eso nos hemos decidido a ayudarlo para que empiece a respirar deporte, vida y que los niños vuelvan a poder disfrutarlo, porque es un gran complemento para la educación”.

Como en la conferencia de prensa, consideró que el club “es un ambiente sano, que sirve para el crecimiento de todos los niños, por eso quiero que mis hijos vayan a los clubes, a los formativos, a los que trabajan con la comunidad, por eso quiero agradecer este reconocimiento y agradecer a quienes ayudan al crecimiento de estas instituciones”.