0702 Curso Cuidadores DomiciliariosEste viernes, en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario, se entregaron los diplomas de la Capacitación de Cuidadores Domiciliarios organizado por el Municipio de la Ciudad junto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y avalado por la Universidad Nacional de Rosario.

La capacitación se inició durante el anterior gobierno nacional y la gestión del curso estuvo a cargo del actual diputado provincial Germán Bacarella, con un título que tiene validez en todo el país.

Durante la entrega de los certificados a los 35 asistentes, estuvieron presentes funcionarios locales, el diputado Bacarella, los coordinadores Magalí Mastaler y Eduardo Rodríguez, los profesores a cargo de la capacitación y los estudiantes acompañados por sus familiares.

Leandro Primón, secretario de Desarrollo Social, destacó que este curso “brindó una herramienta laboral indispensable para la atención de la tercera edad para tratar de mejorar su calidad de vida”. En tanto, Gustavo Parisi -secretario de Gobierno- manifestó la intención de “seguir con estos cursos ya que la capacitación en oficio ha sido uno de los pilares de gestiones anteriores, pero con el cambio de gobierno nacional hasta ahora no hemos recibido respuesta, aunque a través del Gobierno Provincial vamos a implementar capacitaciones en el marco de programa Redes de acuerdo a la demanda en la ciudad”.

Magalí Mastaler tuvo su primera experiencia en coordinación y la calificó como “muy grata, los docentes y los alumnos se mostraron predispuestos y quedó conformado un grupo humano hermoso con muchas ganas de seguir trabajando y formándose”. Por su parte Bacarella también expresó estar “muy contento porque estamos viendo el resultado de una política pública, de Estado, de la gestión anterior que se pudo hacer tangible a pesar de ser un curso tan extenso que los ayuda en su tarea y que contribuye a los derechos de la tercera edad”.

Al término de la entrega, los alumnos María Cristina Gatti, Antonella Romero e Israel Osti también manifestaron sus sensaciones: “Los adultos mayores necesitan la ayuda y el cariño de todos, y nosotros se los tenemos que brindar, dedicándole todo el tiempo posible para que vivan felices sus últimos días… Los profesores excelentes, nos ayudaron en todas las dudas que teníamos, las prácticas que hicimos fueron muy buenas”.

Las declaraciones coincidieron con la opinión de Antonella, expresando su felicidad de “poder dedicarle todo el cariño a nuestros adultos mayores, porque algún día también llegaré a esa edad y quisiera que me cuiden con todo el amor y dedicación posible”.

Por último, Israel fue el único hombre del grupo y al principio “me sentí un poco incómodo, pero me incluí muy bien. Fue un curso muy bueno, con un alto nivel y antes de recibirme, ya estaba trabajando”.