diseño4(Por el arquitecto Marcos Boero).-

En “El libro de las ciudades”, el escritor Guillermo Cabrera Infante sostiene: “La arquitectura, aparte de unos pocos libros, es la única forma de historia posible; (…) Un edificio vale más que mil palabras porque es una imagen dura que dura”.

La arquitectura fue, es y será, sin dudas, una parte fundamental de la vida humana. Los arquitectos (y estudiantes de arquitectura) somos llamados a un sinnúmero de obligaciones, entre ellas y sin ningún lugar a dudas la más importante, la de crear un hábitat físico para el desarrollo de la vida en comunidad.

La arquitectura se puede definir de múltiples formas, debido a su extenso campo de acción que no solamente encierra la construcción de edificios, sino también la gestión urbana como el diseño de barrios, plazas públicas y ciudades; permite el desarrollo de espacios que integren aspectos expresivos, funcionales y tecnológicos, concretando proyectos que estén al alcance de todas las personas e interviniendo en la preservación del patrimonio arquitectónico, contemplando las condiciones históricas y culturales de cada lugar.

En síntesis, la arquitectura ha dejado y sigue marcando una impronta que es justamente lo que vivimos a diario: nuestra casa, nuestro barrio, nuestra ciudad, nuestra propia historia. La arquitectura define nuestros comportamientos humanos.

Por ello es tan importante la figura del arquitecto en nuestra vida: somos quienes intentamos interpretar las necesidades espaciales y ambientales de las personas. De nosotros mismos. Somos quienes aspiramos a crear lugares en donde los ciudadanos experimenten la alegría de vivir, lugares en donde la gente se sienta identificada, lugares en donde el recuerdo permanezca inalterable, lugares en donde podamos creer que una vida mejor es posible.

Como dijo Mario Bunge, reconocido epistemólogo argentino radicado en Canadá, en su libro 100 ideas: “(…) el buen arquitecto dejará algo de valor perdurable y contribuirá a mejorar el estilo de vida del cliente y el aspecto del barrio. Ni el arte ni la técnica separados pueden tanto como cuando actúan combinados (…)”.

Hoy 1º de Julio, se celebra el Día del Arquitecto Argentino, y para este aniversario, quiero saludar no sólo a todos los arquitectos y arquitectas de nuestra ciudad, sino también a los estudiantes de tan interesante y trascendental disciplina.

Arq. Marcos Boero

m:arq

NOTA DE REDACCION: Desde GálvezHOY, nos adherimos a la salutación, feliz día arquitectos!